Un ser que parece extraterrestre

Un ser que parece extraterrestre - Photo by Isabel Galvez on Unsplash
Photo by Isabel Galvez on Unsplash

En las leyendas del pueblo hawaiano, se aparece en forma de una especie de alienígena. Para ellos este es el último extraterrestre que habita en la Tierra y es símbolo de buena suerte

“¡Madre no comas pulpo!” se escucha con voz compungida “

“¿Qué no ves que son seres tan inteligentes que podrían venir del espacio? Anda escribe sobre ellos, para que se enteren quiénes son y por qué no deben comerse.”

Vaya tarea, todo un reto porque con todo y la mirada de desaprobación de mi hija, yo sí como pulpo. ¿Extraterrestres? nos fascinaría que así fuera; mientras se comprueba, seguirán publicándose cientos de artículos sobre esa posibilidad.

Me puse en modo de entrar en la materia para incursionar y encontrar información. Entonces encuentro el subterfugio de imaginar o creer que me encuentro en los espacios sobre los que escribo, me pongo un traje de buzo y me sumerjo en el teclado llenando de agua el espacio.

Encontrar las profundidades del mar no es fácil, nunca he estado más allá de un par de metros con un snorkel, así que se me dificulta, pero siempre está el recurso de las películas y en mi mente aparecen algunas, evitando desde luego la de Tiburón. Hay que mencionar que en los ochentas lograba sacar más de un grito en las salas y hoy si la vemos, quizá se obtengan más bien un par de risas.

Lograda la empresa, busco donde habita esta criatura enigmática de sangre azul, con ocho patas y tres corazones. Cuento con un almacenamiento amplio de información en la web y hay un archivo que ese sí es de mi propiedad, donde hay un video con un pulpo que abre un jarrón de vidrio con tapa. Está también el que se escapa por agujerito chiquito en un barco pesquero y cómo olvidar aquel pulpo llamado Paul, oráculo de la selección alemana en la Eurocopa en 2008 y luego en el mundial de 2010. Por último desde luego, están los que me he comido.

De pronto imagino ver uno en el fondo arenoso, este curioso espécimen tiene unas bolitas fosforescentes en las extremidades. Según dicen algunos, son capaces de recordar y resolver increíbles problemas y leí que cuando tienen hambre, se comen sus propias patas, sabiendo que estás, se regenerarán.

Lo miro, un ojo se abre parpadeando y siento que me ha dado la bienvenida, cosa que me saca una sonrisa. Mi capacidad de creer que vivo lo que escribo, a veces me asusta.

La mitología está llena de historia fantásticas, la extraña forma del pulpo suscitó en aquella época, una imaginación fascinante y con ella se creó la idea de un octópodo gigante, que era uno de los seres más temidos por los marineros.

Los escandinavos lo llamaron Kraken y éste podía confundirse con una isla flotante en medio del mar. Pasó amedrentando durante siglos, atacando a quien se acercara a sus aguas y las embarcaciones estaban a su merced sin percibirlo, hasta que era demasiado tarde. Comenzaba a nadar en círculos alrededor del barco hasta crear un gran remolino que terminaba por hundir la nave, los que sobrevivan contaban que había sido un pulpo o un calamar monstruoso.

Pero habían los intrépidos y temerarios, esos que pese al peligro zarpaban en busca de buena pesca, ya que decían que alrededor del Kraken, nadaban grandes bancos de peces. Pudiese ser que algunas embarcaciones tuvieran algún avistamiento de algún calamar gigante; esos llegan a medir más de catorce metros y quizá de ahí se tejió la leyenda.

Mi snorkel se está empañando, la criatura de color café que parece no moverse mientras la observo, me impulsa a seguir tejiendo el escrito.

Hago un movimiento y comienza elegantemente a deslizarse, caminando hacia un arrecife que esta cerca.

En las leyendas del pueblo hawaiano, se aparece en forma de una especie de alienígena. Para ellos este es el último extraterrestre que habita en la Tierra y es símbolo de buena suerte.

¿Será que a lo largo de la evolución planetaria nos “llueven” del espacio formas de vida más complejas?

Los cefalópodos (el grupo que incluye a los calamares, las sepias, los nautilos y los pulpos) cuentan con un árbol evolutivo bastante confuso, que apareció por primera vez hacia finales del Cámbrico, un periodo que comenzó hace unos 541 millones de años y cuyo origen, en apariencia, procede de un único molusco ancestral.

Pero entre todos, el pulpo es sin duda el que más intriga, que va más allá de poseer un sistema nervioso complejo, ojos sofisticados y una capacidad de camuflaje asombrosa. Según dicen los que se dedican al estudio minucioso de las especies, estos aparecieron de forma repentina en la historia evolutiva. De hecho, algunos investigadores hablan de qué los genes necesarios para que surgieran todas estas capacidades, no están presentes en ninguno de sus antepasados.

Aparecen evidencias de cambios súbitos y masivos en su ARN, cambios que solo afectaron a los pulpos, y no se encuentran en ningún otro lograr en la naturaleza, ni siquiera en sus parientes más próximos. Codifican 33 mil más proteínas que el humano y son capaces de editar sus propias instrucciones genéticas.

Al acercarse al arrecife lo veo tomar algo con sus tentáculos y es que pueden usar herramientas como los delfines y los monos. Me intriga imaginar como seria ver con los dedos de mi mano y es que ellos tienen neuronas en sus tentáculos y pueden ver la luz con la piel, incluso la luz polarizada.

Parece que es una hembra y está fecundada, colocará los huevos en ristras que unen al techo de la cueva hacia donde va y en un extremo, formará racimos. El desarrollo embrionario durará de uno a cuatro meses, esto dependerá de la temperatura del agua. Durante este tiempo permanecerá acantonada en su guarida, aireando, limpiando y protegiendo la puesta; no se alimentará, aprovechará las sustancias de reserva que tiene, para sobrevivir.

Cuando el embrión alcance el tamaño apropiado dentro del huevo y el saco se haya consumido casi por completo, se producirá la eclosión. Entonces, ella, agotada y desgastada, morirá.

¿Habrán sus huevos llegado a la tierra en algún meteoro? Hay quienes piensan que sí y otros que dicen que no es comprobable.

Cuando el genoma del pulpo se publicó en la revista Nature, el 13 de agosto de 2015, suscitó más preguntas que respuestas. Ya entonces, algunos de los científicos que trabajaron en su secuenciación se referían a este animal como “lo más parecido a un extraterrestre,” cosa que me hace pensar, ¿habrán visto alguno?

Los seres humanos tenemos ciertas características de plaga y para comer, hoy se pescan alrededor de unas 350 mil toneladas al año destinados en su mayoría a países asiáticos.

En cuanto a su cultivo las discusiones tocan las fibras de lo ético, pues existen una gran cantidad de investigaciones que sugieren que los pulpos son uno de los animales más complejos e inteligentes del océano. Pueden reconocer rostros humanos individuales, resolver problemas (y recordar las respuestas durante meses) y algunos dicen que experimentan dolor y sufrimiento.

Muchos países están experimentando con la cría de pulpos en condiciones artificiales. Además de las dudas éticas, el impacto ambiental de la cría de pulpo también preocupa a los científicos.

La cantidad de alimento necesaria para sostener y cultivar un pulpo es tres veces el peso del animal y, dado que los pulpos son carnívoros y viven de aceites de pescado y proteínas, criarlos corre el riesgo de presionar aún más un ecosistema marino ya sobreexplotado.

Al final entiendo la preocupación de mi pequeña, sí que son además de un manjar delicioso, criaturas fascinantes.

“¿Vez madre? Esperemos que si vienen los de su especie de regreso al planeta, no tengamos que dar muchas explicaciones de porque nos hemos comido a los suyos y veremos qué explicaciones les daremos.”

Es hora de regresar a la realidad termino de escribir, la tarea esta hecha vacío el cuarto de agua. Hay un par de conchas sobre la alfombra de esas que habré de regresar al mar cuando vaya, un par de algas y un olor a pescado difícil de ignorar.

De regreso, una vez terminado, se que al menos obtendré una sonrisa amable de mi hija y con eso me quedo…

DZ

https://www.google.es/amp/s/www.xataka.com/espacio/los-pulpos-no-son-extraterrestres-y-los-cientificos-han-tenido-que-salir-a-explicar-por-que/amp

https://www.investigacionyciencia.es/revistas/investigacion-y-ciencia/evolucin-la-saga-humana-612/la-reproduccin-del-pulpo-12537

https://www.google.es/amp/s/www.xataka.com/espacio/los-pulpos-no-son-extraterrestres-y-los-cientificos-han-tenido-que-salir-a-explicar-por-que/amp

https://www.google.es/amp/s/culturainquieta.com/es/inspiring/item/14008-33-cientificos-afirman-que-los-pulpos-son-seres-extraterrestres.amp.html

DZmarPulpo

Menú de accesibilidad