Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

¿Qué cara del cubrebocas quirúrgico debe ir hacia fuera y cuál hacia dentro?

¿Qué cara del cubrebocas quirúrgico debe ir hacia fuera y cuál hacia dentro? - Joven colocándose el cubrebocas. Foto de Kobby Mendez / Unsplash
Joven colocándose el cubrebocas. Foto de Kobby Mendez / Unsplash

A más de un año de la pandemia global de COVID-19 siguen las dudas sobre cómo usar correctamente el cubrebocas

Siguen circulando mensajes en redes sociales en los que se evidencia la confusión que aún produce el uso de cubrebocas quirúrgicas, sobre todo a la hora de elegir la capa de material que debe dar al exterior o aquella que debe ir hacia el rostro para disminuir el contagio de COVID-19.

El debate aterrizó este mes en TikTok, luego de que un médico colombiano fomentara la controversia entre los usuarios hispanohablantes al publicar varios consejos sobre cómo usar cada clase de mascarillas.

La discusión, con todo tipo de argumentos a favor del lado blanco o del lado colorado, se tomó los más de 250 comentarios que suscitó una de las publicaciones hechas por del doctor Juan José Márquez -que ya tiene más de 558 mil visualizaciones y supera los 34 mil me gusta- dedicada a los cubrebocas quirúrgicos.

 

@doctormarquezinternista##doctormarquezinternista ##YoSoyCreador @anglicasoto4 👍

♬ Monkeys Spinning Monkeys – Kevin MacLeod

 

“Yo sabía que era parte azul hacia dentro si no estás enfermo y parte azul hacia afuera si estás enfermo, porque el azul es el filtro”, opinó uno de los usuarios de la red social en un comentario que ahora figura como destacado en la publicación.

Otra opinión, por ejemplo, aboga en contravía de lo dicho por Márquez porque “la cara azul es el filtro y va por dentro, la cara blanca va por fuera, (ya que) los elásticos y las costuras lo dicen”.

Las dudas llegan a tal punto que, incluso, personas recomendaron guiarse por la forma de la mascarilla y no por las funciones de cada filtro que contiene: “algunos nos guiamos que los pegues (uniones) de los cauchitos queden hacia el rostro, entonces los colores no siempre quedan como usted recomienda”, le escribió al médico otro internauta.

Lo cierto es que esta confusión no es nueva y se sigue extendiendo también a través de plataformas como WhatsApp, Facebook o Twitter, en donde aún se comparten textos, gráficos e imágenes que circulan en muchos casos desde marzo de 2020 y en los que se aconseja intercambiar las caras dependiendo de si se está sano o infectado.

Una de las imágenes más compartidas en Facebook asegura que aquellas personas portadoras del virus deben usar la mascarilla con la parte azul hacia fuera, ya que “no contiene filtro” y evita “contaminar a los demás”.

El gráfico que ha sido visto en nuevas publicaciones desde el 21 de enero pasado muestra dos cubrebocas por cada lado y recalca también que las personas sanas deben “protegerse” al poner la parte blanca hacia el exterior, ya que esta “retiene partículas y microrganismos”.

En Twitter, en tanto, otros usuarios apuntan consejos e interrogantes como: “Por cierto ayer me di cuenta q llevo toda la cuarentonta usando el cubrebocas al revés, al parecer esa parte azul va hacia dentro” o “Duda existencial: (en) los cubrebocas que son azul con blanco, ¿qué parte va a por fuera?”.

 

DATOS: Lo cierto es que, según las autoridades sanitarias mundiales, la capa de color oscuro de la mascarilla -ya sea azul o verde- siempre debe mirar al exterior, sin importar si se está sano o contagiado, ya que se trata de una barrera que repele los fluidos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda en su guía sobre el uso de las mascarillas médicas -y en varias infografías sobre los pasos correctos para utilizarlas- comprobar siempre “que la parte coloreada dé al frente”, que el “borde rígido esté sobre la nariz” y que “cubra boca, nariz y barbilla” eficazmente.

De hecho, el 24 de enero de 2020 el codirector del Centro de Colaboración para Enfermedades Infecciosas de la OMS, Seto Wing Hong, explicó en un video cómo debe ponerse el tapabocas sobre el rostro y cuáles son las funciones de cada una de sus partes.

“Como pueden ver, (el cubrebocas) tiene un color azul en la parte de afuera… ¡porque es a prueba de fluidos! (…) Y luego tiene una blanca en el interior, la cual es absorbente. Así que si yo toso, la mascarilla lo atrapa”, comentó mientras mostraba cómo acomodarse el protector sobre la cara.

 

 

“Así que usted debe de usarlo de la siguiente manera: el azul hacia el exterior, el blanco hacia el interior. Usted puede ver a gente usarlo de esta manera y está totalmente mal como puede ver”, complementó mostrando un uso inadecuado del barbijo.

En la misma línea, otras entidades médicas como el Sistema Español de Notificación en Seguridad en Anestesia y Reanimación (Sensar) ya ha desmentido varias desinformaciones sobre este mismo tema y recuerdan que “las mascarillas quirúrgicas están fabricadas en tres capas” con funciones particulares.

“Tiene una “externa (generalmente de color azul o verde) e impermeable”; otra “intermedia, con filtro antibacteriano” y una “interna, para absorber la humedad”, acota la entidad sobre la posición de las caras de este elemento de protección personal calificado de “indispensable” para frenar la propagación del virus.

Los cubrebocas médicos, de los más efectivos

En su más reciente Guía de recomendaciones de diciembre de 2020, la OMS sigue recomendando a todo el personal sanitario el uso de mascarillas médicas en zonas con menor riesgo de contagio aéreo (por aerosoles) y las de mayor protección (N95, FFP2, FFP3) en zonas de mayor riesgo, como las áreas de atención a pacientes con COVID-19.

Los tapabocas de este tipo también son aconsejables para grupos tales como ancianos y personas con enfermedades pulmonares crónicas, cáncer, diabetes o problemas cardiovasculares, allí donde no puede garantizarse la distancia física de al menos un metro o una ventilación adecuada.

La OMS sugiere el uso en todo momento de mascarillas médicas en cuidadores y otras personas que comparten espacio con pacientes de covid-19 sospechosos o confirmados.

Para el público general, en zonas de transmisión comunitaria del coronavirus, la OMS recomienda el uso de mascarillas no médicas (incluso las de tela) en zonas interiores tales como tiendas, oficinas o escuelas.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. han recomendado el uso combinado de una mascarilla quirúrgica -ubicada correctamente con el lado oscuro hacia el exterior- por debajo de un barbijo fabricado de tela u otro material cuando este último solo posee una capa.

Según las nuevas pautas de la entidad emitidas el pasado 13 de febrero, “la segunda mascarilla debe empujar los bordes de la mascarilla interna contra su rostro” para así lograr la finalidad de “agregar capas de material” y mejorar el nivel de filtración de esos elementos.

Con información de EFE

coronaviruscovid-19cubrebocasmascarillas
Menú de accesibilidad