¿Por qué julio y agosto tienen 31 días?

¿Por qué julio y agosto tienen 31 días? - Foto: internet
Foto: internet

A excepción de febrero, los meses del calendario se reparten en 30 y 31 días; sin embargo, julio y agosto tienen la misma duración

A excepción de febrero, el calendario que se usa actualmente suele repartir los meses en 30 y 31 días; sin embargo, julio y agosto tienen la misma duración.

Aunque hay diversas explicaciones científicas al respecto, hay una anécdota de la que no existe registro antropológico alguno, pero suele ser la leyenda más recurrente para explicar este curioso fenómeno.

Se llama julio por Julio César

Julio César fue un líder militar y político nacido en el año 100 antes de Cristo. No fue emperador, pero fue quien le dio un gran desarrollo a la antigua Roma.

Una de las cosas que hizo fue modificar el calendario que se usaba en ese entonces (por eso el calendario se llama “Juliano”, el cual fue modificado en el siglo 16 por el Calendario Gregoriano) y que era sumamente impreciso.

Para no entrar en más detalles, el año empezaba en marzo, por lo que él lo modificó para que iniciara el 1 de enero y agregó un par de meses más.

Así, en el año 46 antes de Cristo, Julio César instituyó que el calendario tendría 365 días y 12 meses que llevarían los nombres de “januarius”, “februarius”, “martius”, “aprilis”, “maius”, “junius”, “quintilis”, “sextilis”, “september”, “october”, “november” y “december”.

Pero Julio César se quiso inmortalizar, por lo que al mes en el que celebraba su cumpleaños, “quintilis”, le cambio el nombre a “julius”, además de que se encargó de que tuviera 31 días.

Foto de internet

Y llegó Augusto

Más de 20 años después, Augusto (que ya fue emperador), quería tener la misma gloria que su antecesor Julio César (que también era su padre adoptivo), por lo que le pareció buena idea cambiarle el nombre al siguiente mes.

De esa manera, “sextilis” se convirtió en “augustus” en honor de quien fue el primer emperador romano. 

Y como tampoco quería que tuviera menos días que el de Julio César, el emperador Augusto reajustó nuevamente el calendario para que ambos meses tuvieran la misma duración. Hay quien dice que ese día extra lo tomó de febrero, y por eso tiene 28 días.

Por eso julio y agosto duran 31 días.

Es una leyenda

Es importante reiterar de que no hay ninguna prueba histórica de esto, pero es la leyenda más contada durante siglos para explicar esta característica del calendario.

También podría ser el origen de aquella costumbre que tienen todavía muchos políticos de “inmortalizarse” en nombres de calles, escuelas y auditorios, pero esa sería otra historia.

Por Carlos Tomasini (@carlostomasini)

agostocalendariohistoriajuliomeses