Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Nunca existió evidencia de utilidad de Tocilizumab para tratar COVID-19, expone Kawa Karasik

Nunca existió evidencia de utilidad de Tocilizumab para tratar COVID-19, expone Kawa Karasik - Foto de Le Republican France
Foto de Le Republican France

Simón Kawa Karasik, coordinador de los Institutos Nacionales de Salud, comentó que el tocilizumab no es eficiente, es caro y tiene efectos secundarios

Simón Kawa Karasik, coordinador de los Institutos Nacionales de Salud, aseveró que el tocilizumab no es útil para el tratamiento de personas con COVID-19.

Pero no nada más no es útil, es un fármaco que tiene muchos riesgos porque causa inmunosupresión, puede reactivar infecciones como tuberculosis, puede empeorar el estado de pacientes que tengan infecciones bacterianas, virales, o fúngicas activas”, expresó.

Aseveró además que se trata de un medicamento muy caro; lo anterior, sumado al riesgo de toxicidad y no ser eficiente, hace que no se justifique su uso para el tratamiento de coronavirus.

Nunca existió evidencia de su utilidad, y la evidencia demuestra ahora que no es útil. Quien estuvo recomendando su utilidad generalizada lo hizo sin evidencia”, expresó.

“Ustedes recordarán, en redes sociales, en medios de comunicación, hubo una persona que estuvo insistiendo en que México debería de contar con el tocilizumab porque era el único fármaco que había demostrado que había demostrado que curaba a los pacientes de COVID, cosa que se dijo sin ningún tipo de evidencia”.

Kawa Karasik sostuvo que la búsqueda de alternativas de tratamiento al COVID-19 deben guiarse con base en la ciencia y no de manera azarosa.

Además, en el tratamiento de la enfermedad debe producirse y compartirse información que prevenga o resuelva problemas de salud y no ponga en riesgo la integridad de las personas.

Aquí algunos de los medicamentos que se han utilizado para tratar el COVID-19:

  • Remdesivir: Acortó el tiempo de recuperación de pacientes en adultos hospitalizados de 15 a 11 días, pero no redujo la mortalidad.
  • Tocilizumab: No mostró beneficios en personas con neumonía grave por COVID-19. Riesgo de inmunosupresión, costo elevado y potencial toxicicidad.
  • Remdesivir/Baricitinib: En estudio clínico controlado. Se han reclutado a 68 pacientes.
  • Plasma convaleciente: Se realiza un ensayo clínico controlado.
  • Favipiravir: Ensayo clínico multicéntrico para determinar si detiene la progresión de la enfermedad en pacientes no graves.
  • Favipiravir/Maraviroc: Ensayo clínico multicéntrico para determinar si detiene la progresión de la enfermedad en pacientes no graves. Algunos
  • Hidroxicloroquina: No hay evidencia de beneficios que justifiquen su uso.

Kawa Karasik aseveró que el uso de medicamentos sin evidencia es una mala práctica y tiene implicaciones éticas; puede causar daños graves a la salud; además de que puede causar daño económico y moral.

El funcionario federal señaló que la alternativa existente es el uso de dexametasona para pacientes hospitalizados que requieren oxígeno suplementario.

Estos son los medicamentos que no se recomiendan para tratar el COVID-19:

  • Terapia con células madre.
  • Dióxido de cloro.
  • Ivermectina.
  • Nitazoxamida.
  • Azitromizina.
  • Ozeltamivir.

Kawa Karasik señaló que un tratamiento eficaz debe disminuir la mortalidad en pacientes con COVID-19 grave, evitar la progresión de COVID-19 en personas con riesgo alto y debe determinarse mediante ensayos clínicos controlados.

Con información de López-Dóriga Digital

coronaviruscovid-19epidemiapandemiasaludtocilizumab
Menú de accesibilidad