Mala intubación se relaciona con un tercio de muertes por anestesia
Foto de Tim Cooper @tcooper86

Un tercio de las muertes por anestesia que ocurren durante una cirugía están relacionadas con el manejo inadecuado de la intubación en la vía respiratoria, dijeron este viernes expertos.

Además, se estima que entre 50 por ciento y 75 por ciento de los paros cardíacos que suceden cuando el paciente está anestesiado son provocados por dificultad en el proceso de intubación.

El anestesiólogo José Antonio Cortés Lares dijo que existe un estigma sobre la intubación, ya que se relaciona con la gravedad de una persona pero en realidad es un procedimiento que se requiere en cierto tipo de cirugías.

“Más de la mitad de las cirugías de trauma, corazón y cerebro van a necesitar intubación. Esos pacientes son críticos porque ya tienen una enfermedad tanto a nivel cerebral como cardiovascular que son los sistemas más importantes del cuerpo”, puntualizó.

Añadió que entre las principales complicaciones que se pueden presentar por un manejo inadecuado de la intubación están los desgarros, hemorragias y falta de oxigenación que pueden derivar en infarto cardiaco y cerebral.

El doctor Adrián Vázquez Lesso, director general de la asociación internacional EMIVA (que agrupa a expertos de diversas áreas médicas con manejo de vía aérea), detalló que la mala intubación genera deficiencia de oxígeno lo cual puede derivar en hasta 93 por ciento de muerte cerebral o en la muerte del paciente.

El experto enfatizó que es importante el uso de tecnologías que permiten reducir el riesgo y los intentos de maniobras.

Entre estas tecnologías se encuentra el video laringoscopio que “contiene una cámara de video con una pantalla que permite visualizar las cuerdas vocales por donde vamos a introducir un tubo” por el cual el paciente obtiene la oxigenación.

Con este aparato aumentan las posibilidades hasta cinco veces de realizar un procedimiento más rápido, más seguro y con menor porcentaje de lesión, señaló el especialista.

Añadió que el porcentaje de éxito de intubaciones con video laringoscopio comparado con un sistema convencional oscila entre 88 por ciento y 92 por ciento en situaciones críticas como pacientes en urgencia, mientras que el convencional en las mismas condiciones tiene una efectividad de 50 por ciento.

En la actualidad en México ya se usan los videos laringoscopios tanto en el sector público como privado aunque los especialistas lamentaron que haya poca información sobre estos sistemas y poca formación de su implementación en el personal médico.

Con información de EFE