Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Los prisioneros que se enamoraron en Auschwitz y huyeron juntos a Polonia

Los prisioneros que se enamoraron en Auschwitz y huyeron juntos a Polonia - Jerzy Bielecki y Cyla Cybulska Auschwitz Alemania campo de concentración

Jerzy Bielecki y Cyla Cybulska se conocieron y enamoraron cuando eran prisioneros en Auschwitz, ambos escaparon juntos hasta Polonia

Este 21 de julio se cumplen 76 años del escape emprendido por una pareja que se conoció y enamoró en el campo de concentración de Auschwitz, Alemania, durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1944, el polaco Jerzy Bielecki fue asignado a trabajar en un almacén de granos ubicado las cercanías del campo principal, en un edificio llamado ‘Unterkunft’. Un pequeño grupo de mujeres prisioneras se encontraba en el sitio, reparando sacos de granos, entre las que se encontraba Cyla Cybulska. Bielecki y Cybulska se enamoraron al poco tiempo.

Cuando el grupo de prisioneras fue trasladado para trabajar en otro edificio llamado ‘Stabsgebäude’, la pareja continuó viéndose en secreto. En ese momento, el polaco inició con los preparativos para su escape conjunto.

Jerzy propuso a su amigo Tadeusz Srogi, que trabajaba en el almacén de ropa de la Schutzstaffel (SS), que participara en el intento de escape; no obstante, este último se negó pero proporcionó a Bielecki y un pase de la corporación que permitiría su escape.

Jerzy preparó seis documentos de distintos colores; cosa que era necesaria porque cada dos días cambiaba el color de los pases utilizados en el campamento por los hombres de la SS.

Para la realización de los documentos, Bielecki recurrió a un prisionero empleado en la imprenta del campo de concentración, quien proporcionó la fuente usada por los militares.

El 21 de julio de 1944 ocurrió la fuga. Por la tarde, Bielecki pidió al miembro de la SS asignado al almacén que le dejara un tiempo extra para recoger embutidos, que supuestamente habían sido dejados para él por prisioneros del área de carnicería.

El militar acordó con la condición de que recibiría parte del producto.

Bielecki se dirigió hacia el lugar donde escondió el uniforme; se cambió y se dirigió al lugar de trabajo de Cyla. Se presentó como miembro del ‘Departamento Político’ y la llamó para interrogarla.

Tras llevarla fuera del edificio, ambos se dirigieron hacia el subcampo Raisko, cerca del cual se encontraba una de las salidas. En el puesto de control Bielecki presentó su pase falsificado, que no despertó sospechas.

La pareja logró llegar hasta las afueras de Cracovia, en Polonia, donde se escondieron en distintos pueblos. Tiempo después, Jerzy se unió a la resistencia local, en la que luchó hasta el final de la Guerra.

Cyla, por su parte, recibió información de que su amado había muerto en combate, por lo que abandonó a la familia que la refugiaba y emigró posteriormente a Estados Unidos.

No fue hasta mayo de 1983 que Cyla se enteró por casualidad de que Bielecki estaba vivo, cuando la mujer escuchó de un documental que contaba su historia.

Cybulska consiguió el número de teléfono de Jerzy y se encontraron en Polonia al mes siguiente. Un reporte periodístico señala que la pareja se encontró varias veces en Polonia en años siguientes, y que mantuvieron contacto hasta la muerte de Cyla en 2005.

Con información de López-Dóriga Digital

#Alemaniaauschwitzhistoriamundoparejasegunda guerra mundial
Menú de accesibilidad