Los alimentos que dañan el cerebro


Foto de internet
Foto de internet

Aquí algunos elementos que deberías reducir o eliminar de tu dieta para evitar grandes problemas de salud


En tiempos recientes poco a poco comienza a cobrar relevancia la calidad de la alimentación de la población, tanto por parte de los gobiernos, preocupados por enfermedades como la diabetes, como por la propia gente, que intenta cuidar su figura.

Sin embargo, un aspecto que no todos siguen y que es especialmente importante es el daño que algunos ingredientes que han pasado a formar parte de nuestra vida diaria ocasionan en nuestro cerebro, especialmente el hipotálamo, que regula aspectos como los niveles de energía, temperatura y hambre.

Aquí algunos elementos que deberías reducir o eliminar de tu dieta para evitar grandes problemas de salud.

Foto de internet

Alimentos procesados

Contienen una gran cantidad de azúcar, fructuosa, sodio y gasas trans, las cuales dañan el sistema nervioso y favorecen el surgimiento de enfermedades como el Alzheimer.

Azúcares

Si bien consumir azúcar es uno de los modos más sencillos de conseguir energía, de abusar en su cantidad pueden darse problemas de memoria y dificultar el aprendizaje.

Cafeína

Esta relacionada con problemas de ansiedad y trastornos del sueño. Su abuso también puede causar confusión y alucinaciones.

Comida frita

Destruye las células nerviosas del cerebro y disminuye la capacidad de crear nuevos recuerdos.

Comida rápida

Causa ansiedad y depresión. Además, afecta la producción de dopamina, hormona necesaria para el aprendizaje, la motivación y la memoria.

Fructosa y Edulcorantes artificiales

Provocan daños cerebrales e  interrumpen el funcionamiento correcto de las células cerebrales, provocando problemas de aprendizaje y de memoria.

Glutamato monosódico

Genera dolor de cabeza, fatiga, desorientación, obesidad y depresión. También ha sido relacionado con el Alzheimer.

Sal

Daña la salud cardiaca y la presión arterial, así como la inteligencia.

#alimentosazúcarescomida chatarradaño cerebral