Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

#LaPeorMamá. Arranca el 20-21

#LaPeorMamá. Arranca el 20-21 - #LaPeorMamá Lo que puede lograr un niño
Foto de Archivo

¡Vamos por este nuevo ciclo escolar 20-21! Podemos con esto y mucho más

Pues sucedió lo que se veía venir desde hace varios meses. El regreso a clases será en línea. La verdad es que es algo que yo intuía al ver las noticias y escuchar cómo se estaba comportando esto del COVID-19.

Una parte de mí pedía porque ya se acabara y pudiera mandar a mis hijos a la escuela. y otra, la parte sobreprotectora y temerosa que vive dentro de mí, pensaba que era mejor que todo fuera en línea.

Pues pasó el tiempo y solamente se reafirmó lo que ya veníamos intuyendo: seguimos sin regresar a clases presenciales.  

Quiero hacer un paréntesis aquí para decirles que tengo una amiga que dijo que el regreso será hasta marzo. Esto lo dijo en abril o mayo. Yo me resistía a creerlo. Hoy creo que no está tan alejada de la realidad. Pero bueno, tenemos que esperar. Amiga, hubieras apostado una lana, cada día estoy más segura de que hubieras ganado bastante. 

Pero, regresando al tema, regresamos en línea.  

Por supuesto, hay miles de opiniones al respecto y ya he yo dado mi postura con respecto al homeschooling y demás posibilidades.  

Mis hijos inscritos están en la escuela. Y además en una escuela nueva por el cambio de residencia que acabamos de pasar. A veces pienso que podría haberlos dejado en la anterior en línea, pero solo el tiempo me dará o quitará la razón.

Llevo 3 noches despertándome a las 3 de la mañana en la angustia de la escuela. Son nuevos, no conocen a los compañeros ni a las maestras, el método de Matemáticas es diferente, qué tal que no les gusta. Obvio, pensando cualquier cantidad de sinsentidos, porque así soy yo, me da por pensar a las 3 de la mañana.

Lo que tengo que aceptar es que tengo una tremenda ansiedad por lo incierto. A mí me mata la incertidumbre, el que me saquen de mi plan, el no saber qué pasará me pone muy mal y por eso no he podido dormir. No se imaginan el tamaño de mis ojeras. 

Pienso lo fácil que sería retomar las clases en la escuela anterior donde ya conocíamos la plataforma que usan, el método y a las maestras. Pero la vida es así, nos pone una complicación que se junta con otras cuantas y tenemos que aprender a enfrentarlas de la forma más positiva posible.

Veo lo calmados que están mis hijos y me siento mal de estar preocupada. Por Dios, los que entran a la nueva escuela son ellos y andan tan campantes y emocionados.  

Nos dijeron que tomarán clases en línea en uniforme y yo casi muero del ataque, mientras ellos casi hacen fiesta porque ya van a estrenar sus uniformes. A ver cuánto les dura la emoción.

En fin, como siempre, ellos me enseñan que lo más importante es disfrutar lo que viene.  

Así que heme aquí, adaptando espacios, poniendo mesas y sillas para que estén cómodos, buscando enchufes para que puedan conectar los dispositivos, buscando el mejor lugar para cada quien sin que terminemos todos del chongo, pero no tan separados para poder correr de un lado a otro cuando uno necesita una hoja y el otro una pintura que olvidaron sacar al inicio del día.  

Estoy planeando en mi cabeza cómo será la rutina. A qué hora tenemos que dormirnos, a que hora tenemos que levantarnos. Si van a desayunar temprano o si mejor licuado y a la hora del lunch el desayuno.  

Ando imprimiendo los horarios para no confundir las clases de uno con otro y planeando mi vida en torno a la suya. Y agradezco el poder hacerlo. ¿Qué mas me da hacer ejercicio en la tarde en lugar de en la mañana?

Eso sí, también estoy buscando mi lugar para trabajar, escribir y dar cursos mientras ellos están en clases.  

Total, estoy como todos los papás, buscando cómo hacerle para que esto SI FUNCIONE, porque sinceramente no sé si durará unas semanas o varios meses. Al fin y al cabo ya llevamos más de 150 días viviendo de esta forma, ya casi medio año.

No puedo más que desearles a todos sus hijos un feliz regreso a clases, y a ustedes papás y mamás que me hacen favor de leerme, que busquen lo positivo en todo esto y que también lo disfruten. Obviamente a los maestros y maestras mi admiración y agradecimiento como siempre.  

¡Vamos por este nuevo ciclo escolar 20-21! Podemos con esto y mucho más. 

 

Gracias por leer

#LaPeorMamá

Por Claudia García Reyes,

Twitter: @la_peor_mama 

#LaPeorMamá#LaPeorMamá. Arranca el 20-21Claudia García Reyesla peor mamá
Menú de accesibilidad