La historia de amor de Charlie y Puri
Foto de El País

Era julio de 1999, cuando Purificación y Carlos, decidieron unir sus vidas para siempre pero a tan solo dos meses, la vida les puso una dura prueba que confirmó el gran amor que se tienen.

Charlie y Puri
Foto de El País

Charlie, como le gusta que le llamen, sufrió un infarto cerebral que lo condujo a un síndrome de cautiverio. Desde entonces, su cuerpo no se mueve y Puri no volvió a escuchar de la voz de su esposo.

Eran muy jóvenes, con un montón de planes, muchos incluso pensarían que Puri saldría huyendo. Pero 16 años después siguen juntos, y hasta idearon una forma de comunicación con el abecedario y el parpadeo de los ojos. Han perfeccionado tanto el sistema que incluso dicen, se pelean como cualquier otra pareja.

“Durante tres años, Charlie me pidió muchas veces que lo dejara y rehiciera mi vida con otro hombre. Lo pasé muy mal”, recuerda Puri mientras pasea con su esposo en un parque de Valladolid, España.

Les ha costado mucho, pero han conseguido ser una pareja.

charlie y puri 2
Foto de El País

Al darse cuenta que Puri lo amaba demasiado, Charlie le propuso que lo llevara a una residencia, así ambos vivirían mejor, pues en casa había que cambiarlo de postura por las noches cada dos horas.

Charlie y Puri no viven juntos, pero los días  lunes, miércoles, viernes, sábados y domingo pasan la tarde juntos, a veces van al cine o incluso hasta a un concierto. Aseguran que al elegir este estilo de vida, ella continúa siendo su esposa y no su cuidadora.

En aquel año 1999 al estar de luna de miel en Paris, se juraron regresar diez años después.

“Un día, Charlie me preguntó, llorando, si se me había olvidado.

“Así que llamé a mi hermana y a mi cuñado, los invité a París para que me ayudaran y nos fuimos los cuatro”. Antes del viaje, desde la residencia, Charlie le había organizado una cena sorpresa a Puri en el Moulin Rouge.

En 16 años han aprendido a disfrutar al máximo de lo que tienen y siempre están buscando nuevos retos, el último, una ruta de senderismo en silla de ruedas.

charlie

El síndrome de enclaustramiento, también conocido como síndrome de cautiverio, es una condición en la que el paciente está alerta y despierto pero no puede moverse o comunicarse verbalmente debido a una completa parálisis de casi todos los músculos voluntarios en el cuerpo excepto por los ojos.

Las causas pueden ser daño traumático del cerebro, enfermedad del sistema circulatorio, daño de las células nerviosas y sobredosis de medicamentos.

Con información de El País.