La ‘Edad del Plástico’ como futura nueva era geológica
Foto de Huffington Post.

Es cierto que hemos cambiado la configuración de la Tierra, y que el paso del hombre por nuestro planeta ha dejado tal huella que a esta etapa le podría llamar “Antropoceno”, término diseñado por el ganador del Premio Nobel del año 2000, Paul Crutzen. Y los plásticos, aquellos productos derivados del petróleo, son, sin duda, el producto más emblemático del paso de la modernidad en el último siglo.

Hemos configurado ya todos los sistemas de la Tierra, que parece que el planeta se acerca a la conformación definitiva de una nueva era geológica, que es denominada, aunque de manera no oficial, como "Antropoceno". Foto de internet.
Hemos configurado ya todos los sistemas de la Tierra, que parece que el planeta se acerca a la conformación definitiva de una nueva era geológica, que es denominada, aunque de manera no oficial, como “Antropoceno”. Foto de internet.

Un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Leicester señala que los océanos y tierras del planeta Tierra serán ‘enterrados’ por el aumento de capas de residuos plásticos a mediados de siglo debido a la actividad humana.

Dicho trabajo, que ha sido publicado en la revista Antropocene, pone sin duda de manifiesto que el humano ha modificado de tal forma la faz de la Tierra, que la producción de materiales duraderos para el hombre dejará, en un futuro, rastros de lo que futuros estudios arqueológicos denominarán “la Edad del Plástico”.

La ‘Edad del Plástico’ es como se podría denominar a nuestra generación en miles de años. Foto de Tony Wu.

Jan Zalasiewicz, profesor de Paleobiología de la universidad referida, explicó: “los plásticos son más o menos desconocidos para nuestros abuelos cuando eran niños; pero ahora, que son indispensables para nuestra vida, están por todas partes”, indicando que los plásticos envuelven nuestros alimentos, siendo recipientes para el agua y la leche, proporcionando cartones para huevos y yogur y chocolate, y mantienen nuestros medicamentos estériles. “Ahora constituyen la mayoría de la ropa que usamos”, señaló.

“Los plásticos se han difundido a todas partes en la Tierra, desde cimas de las montañas al fondo del océano profundo, y pueden quedar fosilizados para el futuro lejano. Porducimos casi mil millones de toneladas de materia plástica cada tres años. Si todo el plástico hecho en las últimas décadas fuera cinta transparente, habría suficiente para poner una capa alrededor de toda la Tierra”, advirtió.

Si se hiciera de toda la basura de plástico producida una capa delgada, alcanzaría para cubrir toda la extensión del planeta. Foto de Landfill.

“Con las tendencias actuales de producción, habrá el equivalente a varios capas más para mediados de siglo”, indicó Zalasiewicz.

El estudio sugiere que los plásticos tienen un impacto tan duradero sobre la geología del planeta porque son inertes y difíciles de degradar. Como resultado, cuando los plásticos ensucian el paisaje y se convierten en una parte de la tierra, a menudo terminan en el mar y son consumidos por el plancton, peces y aves marinas, que acaban muriendo. Incluso se habla de grandes extensiones de acumulación de basura en el agua, conocidos como “Océanos de la basura” (o también “parches de basura”).

Océanos de la Basura
En la imagen se señala la forma cíclica que recorre la basura en el Océano Pacífico, formando, principalmente, cercano a las masas continentales, grandes extensiones de basura que flota en el océano. Imagen de NOAA.

Los plásticos pueden viajar miles de kilómetros, atrapados en las ‘grandes parches de basura oceánica’, o, eventualmente, quedar depositados en playas lejanas. Eventualmente pueden hundirse hasta el fondo del mar, para convertirse en una parte de los estratos del futuro.

Las grandes urbes, como la Ciudad de México, también son grandes expulsoras de basura de plástico. Foto de National Geographic.
Las grandes urbes, como la Ciudad de México, también son grandes expulsoras de basura de plástico. Foto de National Geographic.

El auge de los plásticos en la segunda mitad del siglo XX, tanto como elemento material de la vida moderna y como un creciente contaminante del medio ambiente, ha sido ampliamente descrito. Su distribución en los reinos terrestres y marinos sugiere que son un indicador clave geológico del Antropoceno, un componente estratigráfico distintivo.

“Una vez enterrados, siendo tan resistentes, los plásticos tienen una buena oportunidad de quedar fosilizados, y dejar una señal del durante muchos millones de años en el futuro. La Edad del Plástico puede realmente perdurar entre las edades”.

Redacción