El Evangelio no es un producto que se pueda vender


El Evangelio no es un producto que se pueda vender - el papa se opone al telemercadeo en la evangelización
Foto de Internet

El papa Francisco se opone al lucro con el Evangelio, pues este es un mensaje, que corresponde a cada persona decidir si acepta o no

Ante la proliferación de telepredicadores y personas que lucran con el Evangelio, el papa Francisco aseguró que el mensaje cristiano no es algo que se pueda vender ni que deba emitirse bajo la lógica del telemercadeo.

Al respecto, Giovanni Pietro dal Toso, organizador del Mes Misionero Extraordinario, señaló que las palabras del papa son sencillas, “el Evangelio no es un producto para vender“. Añadió que no es un objeto que deba utilizarse de manera mercantilista.

Mencionó que la idea del sumo pontífice es sencilla y clara, pues la palabra de Dios es un mensaje, el cual cada persona es libre de aceptar o no por decisión propia.

Dal Toso aceptó que si bien es un concepto sencillo, en realidad no es tan fácil de aceptar para los misioneros, pues implica entregarlo todo sin recibir nada a cambio, e incluso aceptando el riesgo de no conseguir ninguna conversión. Lo cual va contra las aspiraciones humanas.

Sin embargo, dijo que la respuesta a esta disyuntiva la dio el propio papa, quien señaló que la acción de los evangelizadores es como sembrar una semilla, que requiere de tiempo para fructificar.

“Me parece que el Papa ha visto que el mundo está cambiando y, así como él, lo ven muchos obispos, muchos párrocos y nuestros feligreses. Por eso hay que cambiar la forma en que la Iglesia se pone delante de este mundo, cómo lo vemos. La Iglesia nunca está contra el mundo, porque Jesucristo vino a servir a este mundo y para que el mundo pueda conocer a Dios. Esto es siempre una de las tareas de la Iglesia: acercarse al mundo para llevarle el conocimiento de Dios”, dijo.

El Mes Misionero Extraordinario está previsto para octubre de 2019, e incluirá distintas actividades en Roma y el resto del mundo, especialmente en la Amazonia, donde coincidirá con el Sínodo de los Obispos.

Dal Toso dijo que la evangelización de la Iglesia no es igual a la colonización política, pues si bien en muchos casos se dieron al mismo tiempo, “la Iglesia no se identifica con una cultura, o un poder político, es otra cosa”.

“El papa Francisco ha impulsado el Mes Misionero porque quiere que la misión se convierta aún más, para la Iglesia, en un tema central; que no olvidemos esto que es la naturaleza de la Iglesia. La Iglesia no existe para sí misma, existe para llevar el Evangelio, y el papa ha querido ese Mes Misionero para que pueda redescubrir su naturaleza misionera”, describió.

“La misión no es algo solo del pasado sino también de hoy, y va a ser aún más importante en el futuro. Por eso el papa habla siempre de Iglesia en salida, que significa una Iglesia misionera. La misión se da no solo en los territorios de frontera, donde no se conoce a Dios, también tiene lugar allí donde las mayorías se declaran católicas, pero requieren profundizar en su fe, ir más a la raíz y ver que existen peligros para nuestra fe en la cultura dominante, en muchas partes donde existe una cultura secularizada. Debemos pensar cómo enfrentamos, en nuestros países, estas circunstancias”, concluyó.

Con información de Alfa y Omega

evangeliomercadopapa franciscotelepredicadores