Cuarenta y ocho horas en Oslo


Cuarenta y ocho horas en Oslo - Viviana Tena
Viviana Tena

Oslo y sus maravillas


Noruega es un lugar fascinante, reconocido por su asombrosa geografía y su bienestar económico. Es uno de los países más ricos del mundo y en 2017, según un reporte de Naciones Unidas, fue considerado como el más feliz también. Su capital, Oslo, se ha convertido en emblema de la arquitectura contemporánea. En los últimos años, muchos de sus barrios viejos y olvidados se han transformado en zonas hipermodernas gracias a una planeación urbana actualizada, sorprendente y muy escandinava. Si a eso sumamos su biodiversidad, riqueza cultural y oferta gastronómica, está claro que Oslo es un destino que no te puedes perder. Aunque la ciudad y sus alrededores dan para muchos días, o tal vez semanas de visita, aquí te presentamos una pincelada, un itinerario de 48 horas de lo más importante que ofrece este destino excepcional.

DÍA 1

9:00

VISITA A HOLMENKOLLEN

Toma el metro hacia la estación de Holmenkollen, una zona montañosa a las afueras de Oslo. Ahí encontrarás una plataforma de 60 metros de salto en esquí, desde donde puedes tener una vista es- pectacular de la ciudad. Está también el museo de esquí más antiguo del mundo, que muestra 4,000 años de historia de esta actividad, así como las expediciones polares en las que los noruegos han destaca- do. Después de visitar el museo, no dejes de probar el simulador de salto, ¡es toda una experiencia!

10:30

CAMINAR POR VIGELANDSPARKEN

Viviana Tena

Dirígete a la estación de Majorstua y camina algunos minutos hasta llegar a Vigelandsparken, un parque precioso e icónico que contiene más de 200 esculturas del artista noruego Gustav Vigeland. Verás la del Niño enfadado, una de las más famosas, así como el Monolito o la Rueda de la vida. Aquí puedes tomar un café en el Kafé Vigel.

13:00

COMIDA AL GUSTO

Viviana Tena

En el camino puedes comer en Bølgen & Moi, un bistró muy de moda, ya que el chef Trond Moi es amigo del príncipe heredero Haakon Magnus, por lo que la gente trendy de Oslo se reúne ahí con frecuencia. Si quieres probar la gastronomía escandinava, puedes ir al extraordinario Bokbacka, u optar por Sawan si tienes antojo de comida thai. También están el Alex, para sushi, o el Ruf no, un restaurante italiano, ambos ubicados en el lado oeste del parque del Palacio Real. Otra alternativa para comer delicioso es ir al Mathallen Oslo, un mercado cubierto que estimulará tus sentidos con toda clase de delicias escandinavas que puedes comer en los pequeños puestos y cuyos precios son mucho más accesibles a los de un restaurante.

14:30

GRAND HOTEL Y SUS ALREDEDORES

Viviana Tena

Después de comer, sigue por la calle Karl Johan Gate hasta la plaza Stortorvet. En el camino encontrarás el histórico Grand Hotel en el que Henrik Ibsen tomaba a diario el café y donde se hospedan los jefes de estado y los galardonados con el Premio Nobel de la Paz. Es un gran lugar para hospedarse, ya que está lleno de historia y tradición, además de contar con una ubicación muy céntrica. Cerca, hay una zona peatonal con boutiques, cafés y las famosas tiendas departamentales Glasmagasinet y Steen & Strøm. También está la Ópera, uno de los edificios más recientes e icónicos del transformado y ultra contemporáneo Oslo. Este edi cio, que parece otar en el agua, está justo en el puerto, por lo que caminar sobre su techo inclinado y disfrutar las vistas de la ciudad y del ordo es todo un acontecimiento. Por dentro, el trabajo en madera de su vestíbulo es una verdadera obra de arte que no te puedes perder.

19:00

CENA EN VAAGHALS O SANGUINE

En la misma zona del Barcode, una gran alternativa para cenar es Vaaghals, un restaurante excelente que se caracteriza por honrar las estaciones del año a través de la cocina tradicional noruega. Si lo pre eres, puedes regresar a la Ópera y disfrutar de la vista a través de los ventanales de techo a piso de la Sanguine Brasserie, conocida por sus originales platillos.

21:00

DRINKS EN VULKAN

Después de cenar, para tomar unas cervezas y drinks, te recomendamos ir a la zona bohemia de Vulkan a orillas del río Akerselva. El lugar es un ejemplo de la transformación reciente de la ciudad: de ser una zona sencilla y discreta a un ejemplo de desarrollo sustentable. El Café Måne sken es una vieja fábrica remodelada con vista a la única cascada de Oslo; o el Café Amsterdam, un clásico y trendy pub & bar que abre los nes de semana hasta las 3:00 am. También está el jazz bar Blå, muy popular con conciertos y DJ casi todos los días.

DÍA 2

Viviana Tena

9:00

VISITA A MUNCHMUSEET

Toma el metro a la estación Toyen para ir al Munchmuseet, que alberga la colección más grande del mundo del artista Edvard Munch, pionero del expresionismo. Allí podrás ver una de las cuatro versiones de su cuadro más famoso El grito, aunque la versión más conocida está en la Galería Nacional de Noruega.

11:00

EKEBERGPARKEN Y NOBEL PEACE CENTER

Dirígete hacia Ekebergparken, un museo al aire libre ubicado en una colina al este de Oslo, donde Edvard Munch, inspirado por el “grito del viento”, pintó su célebre obra. Es un sitio que conjunta historia, arte y naturaleza, y donde podrás encontrar obras de Dalí, Rodin, Re-noir, Turrell y Bougeois, entre otros. El parque está abierto 24 horas al público y cuenta con el café Karlsborg Spiseforretning donde puedes encontrar sándwiches y ensaladas. Más arriba está el restaurante Ekebergrestauranten, más formal, con unas vistas espléndidas del ordo, la ciudad y la Ópera. Prueba el sándwich abierto de camarón con eneldo y limón, así como la sopa de pescado al azafrán. Después podrás visitar el Nobel Peace Center, ubicado cerca del Aker Brygge. Este centro muestra a los ganadores del Premio Nobel de la Paz y la labor que han hecho para merecerlo. Es un pequeño museo que te llega al corazón.

14:30

FERRY AL MUSEO DE LOS BARCOS VIKINGOS

Desde el muelle frente al Nobel Peace Center, toma el ferry #91 hacia Bygdoy, una pequeña península al oeste de Oslo donde se encuentra el Museo de los Barcos Vikingos. Es famoso por tener, entre otros muchos artefactos, el barco mejor conservado procedente de la tumba vikinga más grande del mundo. El viaje, que dura aproximadamente 20 minutos, te permitirá admirar las islas que se encuentran en el ordo y también tendrás una vista única de la fortaleza de Akershus.

17:00

ASTRUP FEARNLEY MUSEET Y CENA EN TJUVHOLMEN

De regreso, camina por el barrio de Tjuvholmen y Aker Brygge, un área residencial y de oficinas llena de canales y edi cios espectaculares, entre ellos el Astrup Fearnley, el museo de arte contemporáneo diseñado por Renzo Piano, que deja sin aliento. Si el clima lo permite, puedes tomar algo en la cafetería del museo para disfrutar de un parque con esculturas a la orilla del mar o cenar en alguno de los restaurantes a lo largo del paseo, como el Tjuvholmen Sjømagasin con comida del mar o el Ling Ling, de la cadena del famoso Hakkasan. Para algo más sencillo, está el Olivia, un delicioso restaurante italiano.

21:00

COCTEL DE DESPEDIDA

Para despedirte, puedes ir a tomar un drink a Himkok, muy cerca de Karl Johan Gate. Detrás de una puerta muy modesta encontrarás este bar que está en la lista de los 50 mejores bares de 2016, con cocteles que presentan un twist noruego. En la misma calle también está el Jaeger, otro bar muy popular, y el Palacegrill, un lugar muy cerca del Teatro Nacional que tiene conciertos y DJ al aire libre en verano.

Texto y fotos: Viviana Tena

Texto elaborado por HOTBOOK, da click aquí para consultar más artículos.

 

#vacaciones#viajesrecomendacionesvuelos