Cáncer de próstata es la segunda causa de muerte de varones en México
Foto de archivo

El cáncer de próstata ocupa el segundo lugar como motivo de muerte por enfermedad oncológica en los varones en México, antecedido por el de pulmón, indicó el médico internista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Rubén Santoyo Ayala.

En cuanto a la incidencia de cáncer en general, precisó, el de próstata se ubica en el cuarto sitio y se estima que afecta a uno de cada siete hombres, aunque su frecuencia se eleva conforme se avanza en edad, de manera que a partir de los 65 años, seis de cada 10 varones lo presentan.

Santoyo Ayala refirió que tener antecedentes familiares de este tipo de cáncer aumenta hasta nueve veces las probabilidades de presentarlo y un dato observado recientemente es la tendencia en pacientes menores a los 40 años de edad.

Se trata, explicó, de un cáncer de lenta evolución, sin embargo en estados avanzados ocasiona metástasis, diseminándose primordialmente hacia los huesos en regiones como columna y cráneo.

En casos en los que el cáncer prostático es avanzado y ha ocasionado metástasis, señaló el médico del IMSS, hasta 10 por ciento de pacientes puede morir en el primer año.

El especialista sostuvo que con un tratamiento oportuno y adecuado, que puede ir desde la extirpación de la lesión maligna en la próstata, hasta la aplicación de otras terapias de tratamiento, cerca de 75 por ciento de pacientes llegan a tener una sobrevida mayor a los 10 años.

Mencionó que factores de riesgo adicionales al componente genético, tales como el tabaquismo, el alcoholismo, el estar expuesto a sustancias tóxicas y el alto consumo de carnes rojas y de grasas en exceso, contribuyen al desarrollo de este mal.

Los os más característicos son problemas urinarios
Los sintomas más característicos son problemas urinarios

En cuanto a los síntomas, el doctor Santoyo indicó que los más característicos son problemas urinarios como disminución en el volumen de la orina, dolor al miccionar y sobre todo presencia de sangrado; muchos pacientes refieren tener dolor que irradia hacia la región lumbar o espalda baja.

Respecto al diagnóstico mencionó que el tacto rectal es muy importante, pero ante el rechazo de muchos varones a ese estudio se ha optado por la toma de un antígeno prostático, que mide en la sangre los niveles de la proteína sérica producida por la glándula prostática.

Santoyo Ayala comentó que ante la elevación de estos valores en sangre se procede a tomar una biopsia al paciente ante sospecha de ser afectado por el cáncer en la próstata.

Afirmó que el cáncer de próstata impacta de forma severa la vida sexual del paciente al repercutir en la disminución de la libido y ocasionarle, incluso, disfunción eréctil.

Además, continuó el especialista, es un factor de infertilidad, toda vez que la próstata produce parte del líquido seminal que protege y nutre a los espermatozoides.

De manera preventiva, el experto recomendó a varones con antecedentes familiares de este tipo de cáncer realizarse una prueba de antígeno prostático o tacto rectal una vez al año desde los 40 años.

En tanto, si no se tiene ningún factor de riesgo como los antes mencionados, lo ideal es someterse a estos estudios cada dos años después de los 50 años de edad.

Redacción.