Así fue el primer vuelo de 17 horas entre Australia y Reino Unido
Foto de Qantas

El primer vuelo sin escalas de la aerolínea Qantas desde Perth, Australia, a Londres, Inglaterra, hizo historia cuando aterrizó la mañana de este domingo en Aeropuerto de Heathrow.

El viaje estaba previsto para durar 17 horas y 20 minutos, pero aterrizó triunfalmente antes de lo previsto a las 5:02 h (local) luego de recorrer la monumental distancia de casi 14 mil 500 kilómetros.

Foto de @waynewykwong

El avión utilizado para este recorrido fue el renovado Boeing 787-9 Dremaliner, llamado ‘Emily’, que tiene el doble de consumo de combustible que el Boeing 747.

La aeronave se jacta de tener una serie de ventajas sobre otros modelos, incluyendo un ruido de cabina más bajo, ventanas más grandes, calidad de aire mejorada y tecnología para reducir la turbulencia.

Foto de @waynewykwong

Los pasajeros a bordo estuvieron encantados de formar parte del paseo histórico, compartiendo fotos del menú especialmente diseñado, bolsas de cortesía y la despensa de autoservicio, que está llena de golosinas y bebidas gratis.

El vuelo fue un 24 por ciento mayor que la ruta más larga anterior del Reino Unido, operada por la compañía Garuda Indonesia entre Heathrow y Yakarta, que cubrió una distancia de 11 mil 700 kilómetros.

Captura de Pantalla

El viaje inaugural despegó con más de 200 pasajeros y 16 tripulantes; en una aeronave que cuenta con 42 asientos de cama plana de clase ejecutiva, 28 asientos económicos premium y 166 asientos económicos.

Los pasajeros fueron recibidos con bolsas de cortesía, que incluían una máscara para dormir, auriculares, una manta de lana Qantas y un cepillo de dientes.

Autoproclamado “geek de la aviación”, Wayne Kwong compartió varias fotos en sus redes sociales que detallaban su viaje.

Compartió fotos del menú y escribió: “Comidas especialmente diseñadas para este vuelo ultra largo. Sabroso, lleno pero no pesado en su estómago! Bien hech0 Qantas”.

Había una comida principal, un mediodía, pan por la mañana y menús de desayuno, así como bocadillos gratuitos para los pasajeros a los que podían acceder durante todo el vuelo.

Foto de @waynewykwong
Foto de @waynewykwong

La cena consistió en ravioles de queso con salsa de puerros y crema de champiñones; y pollo con arroz rojo y vegetales mediterráneos tostados.

Las comidas fueron diseñadas para mantener la hidratación, ayudar a dormir y reducir el jet lag, según la aerolínea.

Foto de @waynewykwong

Pero para consternación de muchos, no había internet gratis en el recorrido, por lo que los pasajeros no pudieron detallar cada momento de su viaje.

Foto de @waynewykwong

Otra queja frecuente sobre el avión fue la falta de espacio para las piernas.

Foto de @waynewykwong

El pasajero de clase ejecutiva Robert Williamson, un ejecutivo de minería de Perth, calificó el viaje como “sorprendentemente bueno, por encima de mis expectativas”.

Pero el pasajero de economía Peter Robinson, un constructor de Liverpool, difirió diciendo que los alimentos especialmente elaborados eran simples y “normales”, pero admitió que el vuelo fue “bueno, más rápido de lo que pensé”.

Aunque los pasajeros dieron revisiones bastante positivas, otros se mostraron escépticos de que fuera tan relajado como se describe.

A la mayoría le preocupaba que no pudieran caminar o sentir sus piernas luego de pasar más de medio día pegados a sus asientos.

Otros recurrieron a sus experiencias de volar durante 12 horas como motivo para no someterse nunca a 17 horas de vuelo.

Mientras que algunos estaban en su mayoría molestos porque el vuelo sin escalas no significaba que se permitiera fumar.

El diseño del exterior del avión se basa en las obras de arte de Emily Kame Kngwarreye.

Bush Yam Dreaming de Emily Kame Kngwarreye. Foto de Internet

Para prepararse para este vuelo masivo, se apilaron más de 21 mil artículos individuales en el avión, incluyendo 330 bolsas de té de menta y cientos de galletas de chocolate.

Pero después de estar en Heathrow durante ocho horas, el avión debía regresar a Perth, en otro vuelo sin escalas de 17 horas de vuelta.

El CEO de Qantas, Alan Joyce, estuvo a bordo del vuelo y se dirigió a los medios de comunicación, describiendo el vuelo como un hito importante para Australia, así como para la aviación mundial.

Joyce dijo que el vuelo había tenido un gran comienzo y que el exitoso viaje había iniciado una nueva era en el viaje con la ruta de vuelo que eliminaba las escalas.

Alan Joyce (derecha), CEO de Qantas. Foto de @waynewykwong

Para asegurarse de que habrá vuelos directos más largos desde Australia, Joyce dijo que Qantas necesita demostrar que el plan será económicamente beneficioso.

“Este es un vuelo verdaderamente histórico que abre una nueva era de viajes. Por primera vez, Australia y Europa tienen un enlace aéreo directo”, señaló.

Joyce dijo que el vuelo recibió mucha atención desde que se anunció por primera vez.”La respuesta al vuelo ha sido asombrosa, tanto por la atención que se recibió desde que lo anunciamos como por las reservas que hemos visto venir. Es genial para el turismo australiano, para los viajeros de negocios y para las personas que visitan a amigos y familiares en ambos lados de el mundo”.

Foto de Qantas

El vuelo fue operado por cuatro pilotos durante el viaje, con uno o dos pilotos descansando al mismo tiempo.

Joyce dijo que se había dedicado una gran cantidad de trabajo a optimizar la experiencia de los clientes que realizaban el viaje.

“Este es sin lugar a dudas el avión más cómodo que Qantas ha puesto jamás en el cielo”, manifestó.

“Boeing diseñó el Dreamliner con características para reducir el jetlag, la turbulencia y el ruido. Hemos avanzado un paso más con el diseño de nuestra cabina, brindando a los pasajeros más espacio en cada clase, pantallas de entretenimiento más grandes y más espacio de almacenamiento personal” agregó.

“Hemos trabajado con la Universidad de Sydney y nuestro consultor chef Neil Perry para crear un menú que ayude al cuerpo a sobrellevar mejor el jetlag y ajustar el momento en que servimos los alimentos para alentar el sueño”, detalló Joyce.

El consultor de aviación John Strickland dijo que el lanzamiento esta ruta es un momento significativo para la industria de las aerolíneas.

“Será una prueba más de lo exitosas que pueden ser las aerolíneas con el vuelo a larga distancia y si esto ofrece suficiente rentabilidad para justificar la inversión en aviones”, dijo a The Associated Press.

“Qantas ciertamente espera atraer una mayor proporción de clientes premium debido a la ventaja de velocidad combinada con la mejor atmósfera de cabina del 787”, señaló.

Con información de Daily Mail