Alertan por harinas consumidas en México


Alertan por harinas consumidas en México - Foto de Changing Markets
Foto de Changing Markets

La estructura química del hierro de estos productos impide la absorción de nutrimentos de otros alimentos con los que se acompañan

De acuerdo con un estudio de la fundación Changing Markets e investigadores independientes, en México los grados de anemia y falta de hierro son alarmantes.

Vanessa de la Cruz, doctora en Ciencias de la Nutrición y colaboradora del proyecto, afirmó que estos niveles tiene que ver con las harinas que se consumen en el país, como en tacos y tortas, pues suelen ser producidas con muy bajo contenido nutrimental.

Asimismo, la estructura química del hierro de estos productos impide la absorción de nutrimentos de otros alimentos con los que se acompañan, por lo que su ingesta en exceso provoca daños considerables en la salud.

Según el estudio ‘Harina de otro costal‘, en nuestro país las principales consecuencias son sufridas por mujeres en etapa reproductiva, resultando preocupante el panorama de los hijos.

tacos dorados quema de calorías
Foto de archivo

“En los bebés, por ejemplo, suele manifestarse como riesgo de muerte o prematurez al nacer, un sistema inmune débil, talla baja. Y si ello no se detecta y corrige antes de los dos años de vida, puede ser irreversible”, explicó de la Cruz.

En otros países se implementó la fortificación de las harinas con ácido fólico, hierro y zinc. En México, su aplicación está alejada de ser lo que fue en un comienzo de la estrategia.

Hace algunos años, las autoridades exigieron a las fábricas que producían las harinas a fortificarlas al 100 por ciento. Sin embargo, las empresas fueron bajando gradualmente esas proporciones y para 2015 la cifra llegó a 30 por ciento.

Alice Delemare, activista adscrita a Changing Markets, aseguró que los resultados del informe señalan que hay diversos vacíos gubernamentales en el tema.

Foto de Changing Markets

“Encontramos que la supervisión de la COFEPRIS es insuficiente. Sus evaluaciones son cada vez menos confiables, abarcadoras y transparentes. Hace falta establecer hasta dónde llegan sus responsabilidades al realizar este monitoreo en las harinas, así como las sanciones que se deben aplicar una vez que se detecten fallas”, detalló.

El documento sugiere especificar las dependencias que son responsables de esta materia, además de destinar más presupuesto y recursos humanos para monitorear la calidad de las harinas.

“Cada mexicano consume cerca de 62 kilos de tortillas al año, por mencionar sólo un ejemplo. Eso es mucho y, por lo tanto, en tanto el Estado no se empeñe en que la situación mejore, la obesidad seguirá siendo un problema de salud pública que podría empeorar dramáticamente”, añadió Vanessa de la Cruz.

Alertaconsumoharinasmexicopantacos