Agresión sexual es la causa de la mayoría de embarazos adolescentes


Foto de Matter Education
Foto de Matter Education

La mayoría de los embarazos en menores de 15 años en México no son producto de relaciones sexuales, sino de actos de violencia sexual ejercida por adultos


En México, 70 por ciento de las mujeres de entre 10 y 14 años que tuvieron un hijo nacido vivo, reportan que el padre tenía entre 18 y 78 años.

Contrario a lo que se piensa, la mayoría de los embarazos en mujeres menores de 15 años en México no son producto de relaciones sexuales entre adolescentes, sino de actos de violencia sexual ejercida por adultos, reveló el estudio “Violencia Sexual y Embarazo Infantil en México: Un Problema de Salud Pública y Derechos Humanos”.

Se trata de niñas siendo obligadas, coercionadas o manipuladas por adultos mediante el uso de la fuerza física o moral, el chantaje, la manipulación o las amenazas, explicó Eliana Olaizola, directora de Ipas México, organización sin fines de lucro que realizó el estudio y que se dedica a trabajar para incrementar la capacidad de las mujeres para ejercer sus derechos sexuales y reproductivos.

Este problema se da dentro de un marco de normalización de la violencia hacia las mujeres en la sociedad y de la poca efectividad en materia de procuración de justicia en el país con respecto a estos temas, abundó Olaizola durante la presentación del estudio que se llevó a cabo en el Museo Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México.

Embarazo de adolescentes
Foto de Internet

Las complicaciones del embarazo adolescente

En el país, la tasa específica de fecundidad en adolescentes de entre 15 y 19 años es de 74.4 nacimientos por cada mil mujeres, mientras que en niñas de entre 12 y 14 años es de 3.5 por cada mil, señala el estudio de Ipas.

Aunque no se dispone con información oficial al respecto, ya que no se suele medir este rango de edad en las estadísticas, en 2016, nacieron 11 mil 808 bebés de madres de 10 a 14 años, siendo 96.5 por ciento de adolescentes de 13 y 14 años.

El embarazo adolescente también puede causar complicaciones de orden psicosocial en las mujeres, como barreras para obtener empleo, no tener derechohabiencia por ser solteras y rezago educativo.

En cuanto a salud, el embarazo adolescente también puede provocar menor esperanza de vida y vida menos saludable.

La violencia y el embarazo adolescente

De acuerdo con Fernanda Díaz de León, coordinadora de política y abogacía de Ipas México, existen tres tipos de violencia asociadas con el embarazo de niñas y adolescentes.

El primero es el abuso sexual sin consentimiento, es decir, bajo amenazas o por acoso, el cual es comúnmente ejecutado por personas de la misma familia.

El segundo es el abuso sexual que implica relaciones con violencia, como la violación o la agresión sexual.

Mientras que el tercero es el abuso sexual que implica un contacto distinto a las relaciones sexuales forzadas, es decir, caricias, besos o tocamientos inadecuados.

Mayoría de agresiones cometidas por conocidos de las víctimas

En México, 128 mil  mujeres manifestaron haber sido obligadas a tener relaciones sexuales alguna vez, reveló la Encuesta Nacional de Violencia en el Noviazgo, citada en el estudio.

De esos casos, 12 por ciento ocurrió antes de los 10 años, 30 por ciento entre los 10 y 14, mientras que 47 por ciento se registraron entre los 15 y 19 años. En 2 mil 300 de estos casos, las mujeres declararon que resultaron embarazadas.

Asimismo, 60 por ciento de estas agresiones fueron cometidas por conocidos de las víctimas: 24 por ciento por cónyuges o parejas, 220por ciento por familiares y 15 por ciento por compañeros de trabajo o amigos.

Sin embargo, un dato alarmante es que se calcula que 94 por ciento de los delitos sexuales que se comenten actualmente en México no son denunciados.

La mejor manera de empezar a disminuir estos números es empezar a fomentar en la sociedad la equidad de género y evitar que las mujeres se consideren a sí mismas como objetos, es decir, hay que avanzar en la educación al respecto, apuntó Blanca Rico, representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), que también participó en la presentación de este estudio, cuyos resultados principales pueden consultarse en la página: ipasmexico.org.

Por Carlos Tomasini (@carlostomasini)

cifrasembarazo adolescente