Yihadistas engañan a rehenes antes de decapitarlos
Foto de Sky News

En Turquía, un exintegrante del Estado Islámico fue entrevistado por la cadena británica Sky News, quien permanece encapuchado debido a que tiene miedo de que algún miembro de los yihadistas, por futuras represalias.

“Saleh” estuvo en el Estado Islámico después de haber sido contratado en Siria como un traductor, la cual es su profesión. Ahí pudo conocer varias formas que usan los yihadistas para convencer a los extranjeros que van a ser asesinados.

El disidente de los yihadistas confesó que él trataba de convencer a los rehenes extranjeros, bajo órdenes de ‘Jihadi John’, de que solamente eran invitados y que no los iban a matar, pues solo iban a ser usados para evitar que el Gobierno los atacara.

La principal razón por la que trataba de convencerlos de que eran invitados, tenía el propósito de que los rehenes “no quitaran la cabeza al momento de ser decapitados”, así lo quería ‘Jihadi John’, quien no paraba en confirmarles lo antes dicho.

Para hacerles creer que eran invitados, los yihadistas les daban nombres en árabe. Abu Saad era el nombre del japonés Kenji Goto, única decapitación que confesó haber visto “Saleh”.

Otra revelación que dio el traductor fue que ‘Jihadi John’, quien realmente se llama Mohammed Emwazi, es el principal jefe del Estado Islámico, pues con tan solo 26 años él da las órdenes, todos lo respetan y le temen a la vez.

Agregó que la gran mayoría de los yihadistas en la ciudad de Raqqa, Siria, son extranjeros, solo el 30 por ciento son nacionales. Afirmó que más integrantes de otras partes del mundo van en camino a unirse a las filas del Estado Islámico.

 Video Original


Con información de Sky News