Unidad que provocó muerte de dos menores se quedó sin frenos
Foto de El Debate

El accidente en el que murieron dos menores y otros cuatro resultaron heridos, luego de que una camioneta se estrellara contra un kínder en Culiacán, fue causado porque el vehículo se quedó sin frenos, determinó la Procuraduría General de Justicia del Estado de Sinaloa.

Sin embargo, el conductor, identificado como Jesús Esteban Rosales Sicarios, manejaba la unidad a exceso de velocidad, lo hacía sin licencia conducir y, de acuerdo a los testigos, no buscó evitar el kínder, informó el primer fiscal, Marco Antonio Higuera Gómez.

Al conductor se le ha acusado de homicidio por culpa grave, lesiones y daños culposos (de acuerdo al Código Penal del Estado de Sinaloa), y alcanza una penalidad de 5 a 15 años de cárcel sin derecho a fianza.

El delito ha sido puesto a disposición del juez, y han sido llamados a declarar tres testigos, incluida una de las maestras de la escuela.

El dueño de la purificadora de agua a la que pertenecía la unidad también podría ser procesado, debido a que sabía del desperfecto y no buscó repararlo. El vehículo además circulaba sin papeles en regla, placa para circular y sin seguro contra terceros.

El funeral de uno de los menores. Foto de Excélsior
El funeral de uno de los menores. Foto de Excélsior

Los funerales de ambos menores fueron realizados en los domicilios de éstos, en el municipio de La Compuerta, los cuales se localizan muy cerca del kínder.

De los cuatro lesionados, tres ya fueron dados de alta, y únicamente permanece la menor Deisy en el hospital con un estado de salud catalogado como delicado, informó el secretario de Salud en Sinaloa, Ernesto Echeverría Aispuro.

Con información de Excélsior