Salpingoclasia y DIU, anticonceptivos más recomendados


Salpingoclasia y DIU, anticonceptivos más recomendados - Foto de Medical Press
Foto de Medical Press

Pastillas anticonceptivas, parches o estrógenos puede ser riesgoso en etapa postparto.

La especialista en planificación familiar, Laura Julissa Bernal Hernández, puntualizó que DIU y salpingoclasia son los métodos anticonceptivos más recomendados postparto.

Añadió que el Dispositivo Intrauterino (DIU) de cobre (no hormonal) en mujeres que piensan tener más hijos; y la salpingoclasia o ligamento de las trompas de Falopio en pacientes que ya no buscarán más embarazos, resultan los métodos anticonceptivos más recomendados para quienes están en la etapa después del alumbramiento.

La también jefa de Consulta de la Unidad de Medicina Familiar 78 del IMSS en Jalisco, manifestó que optar por métodos de tipo hormonal como pastillas anticonceptivas, parches o que contengan estrógenos puede ser riesgoso en esa etapa.

Explicó que estos métodos tienen la particularidad de contribuir a la coagulación sanguínea por acción de las hormonas femeninas, lo que puede derivar en trombosis, además de afectar la lactancia, con riesgo de que la producción de leche materna se vea disminuida.

Expresó que las dos primeras alternativas son las mejores para pacientes que recién han concluido un embarazo.

Afirmó que el personal médico y de enfermería tiene como objetivo dar a la paciente en el puerperio, a más tardar 48 horas después de haber concluido su parto, opciones para colocación y utilización de un método anticonceptivo, para evitar una nueva gestación en corto plazo.

Explicó que los riesgos de quedar embarazada durante la cuarentena o antes de los seis meses posteriores al parto son diversos.

“Desde la posibilidad de sufrir mayores complicaciones, sobre todo en pacientes que fueron sometidas a cesárea como ruptura de útero, hemorragias e infecciones, además de que en si su estado de salud no está aún en condiciones óptimas para un nuevo proceso de gestación”, explicó.

Dijo que embarazarse en la cuarentena o en el periodo postparto eleva las posibilidades de que la implantación del feto se produzca con anomalías y en áreas muy internas, “da lugar a la llamada placenta creta, que es cuando esta rebasa el músculo del útero y produce complicaciones para que el nuevo embarazo llegue a buen término”.

Detalló que si bien las relaciones sexuales entre la pareja pueden reanudarse una vez que transcurra la cuarentena, “es necesario saber que la lactancia aún y cuando eleva la producción de la prolactina, no puede considerarse un método de planificación familiar”.

“Esto debido a que aunque la aparición de la menstruación tienda a retrasarse, la mujer continúa en su proceso de ovulación y no se garantiza que el hecho de dar el pecho al bebé, disminuya este ciclo”, resaltó.

Recomendó que la pareja tenga relaciones sexuales con protección anticonceptiva, “se les plantea desde que acuden al control prenatal, a fin de que conozcan las complicaciones y riesgos que implica el hecho de no espaciar los embarazos”.

Mencionó que lo más idóneo y saludable es espaciar los embarazos hasta dos años entre uno y otro, “sin embargo, la pareja tiene la opción de decidir libremente”.

Destacó que en la Unidad de Medicina Familiar 78 hasta 40 por ciento de las pacientes en postparto aceptan utilizar un método anticonceptivo sugerido por especialistas en planificación familiar de esta clínica.

Con información de Notimex.

#imssanticonceptivosmujeressalud