Minuto a Minuto

Entretenimiento México repatriará 20 piezas arqueológicas de Estados Unidos en los próximos días
Las piezas recuperadas son pertenecientes a diferentes periodos y culturas, como la mexica, teotihuacana y totonaca
Internacional Abogados de Trump piden que se retire del caso el juez que presidió el juicio por fraude
Los abogados que forman parte de la defensa de Trump acudieron ante el Tribunal Supremo con una moción de 24 páginas
Entretenimiento Carol Burnett inmortaliza sus huellas en el Paseo de la Fama de Hollywood
Carol Burnett estampó sus manos y sus pies sobre el cemento de la entrada del famoso Teatro Chino de Los Ángeles
Nacional Gobierno de Sheinbaum apostará por la ciencia al elevar al Conahcyt a secretaría: Rosaura Ruíz
Rosaura Ruíz Gutiérrez manifestó que el Conahcyt "se quedó chiquito" para lo que buscará el gobierno de Sheinbaum, por lo que el organismo se elevará a secretaría de Estado
Nacional Bárcena subraya que México requiere “una enorme labor de restauración” ambiental
Alicia Bárcena declaró que el país requiere "una enorme labor de restauración" para combatir la crisis del agua
¿Qué tan sano es comer carne?
Foto de Internet

​Los encabezados dicen que una dieta alta en carne roja y embutidos incrementa el riesgo de presentar enfermedades cardiovasculares y cáncer, pero ¿qué tan ciertos son? ¿En qué afecta realmente el consumo de carne roja?

Es necesario primero definir de qué hablamos cuando decimos “carne roja”. Este término incluye la carne de res, cerdo y cordero, y recibe este nombre por su color oscuro, resultado de mayores niveles de hemoglobina, hierro y otras proteínas. Por otro lado, algunos embutidos son el tocino, salchichas, salami y jamón.

Uno de los riesgos de los que advierten al comer carne roja es el alto contenido calórico y grasa saturada. Aunque la carne roja es fuente de proteínas y nutrientes como el hierro y la vitamina B12, también es cierto que el tocino y las salchichas contienen alrededor de 16 veces más grasas saturada por gramo que el tofu. Ahora que, si se compara con el queso, este tiene, gramo por gramo, más grasa saturada que las hamburguesas.

El investigador Walter Willet, de la Escuela de Harvard de Salud Pública, afirma que el consumo de altos niveles de carne roja está asociado a un riesgo más alto de mortalidad total, por enfermedades cardiovasculares y por cáncer. En sus estudios señala que comer alrededor de 85 gramos de carne roja al día eleva en 13 por ciento el riesgo de mortalidad, que se incrementa hasta 20 por ciento si se trata de embutidos.

Sin embargo, el equipo del Centro Europeo de Investigación Prospectiva en Cáncer y Nutrición, al seguir a medio millón de personas en 10 países por más de 12 años, encontraron que comer porciones moderadas de carne roja no tenía efecto en las tasas de mortalidad y, de hecho, las más bajas se encontraron en quienes comían al menos 80 gramos de este alimento por día.

Había un riesgo pequeño entre aquellos que comían más de 160 gramos, pero era aún más alto en quienes no comían carne roja. Esto llevó a la conclusión de que “un bajo -pero no cero- consumo de carne puede ser benéfico para la salud. Es entendible porque la carne es una fuente importante de nutrientes, como proteínas, hierro, zinc, varias vitaminas B así como vitamina A y ácidos grasos esenciales”.

El problema es con los embutidos. Más de 40 gramos diarios de tocino, jamón, salami o cualquier otro tiene un efecto negativo en la salud y las muertes por enfermedades del corazón y cáncer vuelven a subir hasta un 20 por ciento.

Resumiendo, y si los estudios tienen la razón, alguien que come un sándwich de tocino al día se esperaría que viviera dos años menos que alguien que no lo hace. Como perder una hora de su vida por cada sándwich de tocino que se come. Poniéndolo en contexto, cada 20 cigarros que alguien se fuma reduce en aproximadamente 5 horas su vida.

Con información de BBC