Policía de Ferguson dice que temió por su vida
Foto de ABC News

El agente de policía que disparó y mató a un joven desarmado de 18 años en un suburbio de San Luis el pasado verano dijo a los investigadores que se quedó atrapado en su coche y temió por su vida mientras forcejeaban por su arma, informó el periódico The New York Times.

Darren Wilson, policía de Ferguson, en el estado de Missouri, ha dicho a las autoridades que Michael Brown cogió su arma durante un forcejeo, según reportó el Times en una historia publicada en su sitio web el viernes por la noche. El relato del agente a las autoridades no explica por qué disparó a Brown en múltiples ocasiones después de salir de su vehículo, según el periódico.

El Times dijo que la versión de lo sucedido de Wilson procedía de funcionarios del gobierno que informaron sobre la investigación federal de derechos civiles sobre la balacera del 9 de agosto, que provocó disturbios raciales y semanas de protestas, algunas de las cuales se volvieron violentas. Wilson es blanco y Brown era negro.

Wilson se enfrentó a Brown y a un amigo de este cuando los dos caminaban de vuelta a casa de Brown desde una tienda de ultramarinos. Brown falleció en el lugar del tiroteo. Algunos testigos dijeron a autoridades y medios de comunicación que Brown tenía las manos levantadas cuando Wilson se le acercó con su arma y le disparó varias veces. Una autopsia independiente encargada por la familia dijo que a Brown le dispararon al menos seis veces, incluyendo dos en la cabeza.

El Times reportó que Wilson había dicho a los investigadores que estaba tratando de salir de su todoterreno cuando Brown le empujó de nuevo hacia dentro y una vez allí empezaron a pelear. Wilson explicó a las autoridades que Brown le dio puñetazos y le arañó en varias ocasiones, dejándole la cara hinchada y cortes en el cuello, añadió el diario.

Wilson, que había patrullado en Ferguson durante casi tres años, fue suspendido tras el tiroteo. Un gran jurado estatal está considerando los cargos contra él.

El Departamento de Justicia está investigando al Departamento de Policía de Ferguson por posibles violaciones de los derechos civiles, incluyendo si sus agentes hacen un uso excesivo de la fuerza o se participan de prácticas discriminatorias. Dos tercios de los 21 mil residentes de Ferguson son negros y solo tres  integran una nómina de sus más de 50 agentes de raza blanca.

Con información de AP