Pintor británico de 11 años vende sus obras en miles de libras
Internet

Nació el 4 de agosto de 2002, por lo que está por cumplir 12 años. Le gusta jugar al fútbol, nadar, andar en bici, la consola Nintendo Wii y los Simpsons. Es fan del equipo de fútbol Leeds United y le iba a Alemania en la Copa del Mundo.

Kieron Williamson podría ser un chico inglés más, pero se  dedica a pintar. Y sus cuadros se venden en miles de libras.

Kieron empezó a pintar en unas vacaciones familiares en 2008.  Utiliza lápiz, óleo, acrílico, lapiceras, pasteles. Se inspira en la naturaleza en general: el cielo, la vida en la granja y ama pintar paisajes. Admira a los artistas ingleses Edward Seago y Alfred Munnings y quiere seguir siendo pintor y “viajar por el resto del Reino Unido y del mundo para pintar lo que vea”.

“Pintar es increíble. Me relaja, hace que me olvide del  día. Disfruto buscando lugares que me inspiran en la web”, cuenta en su página.

El niño dice que tomó nueve clases de acuarela cuando tenía  seis años, tres clases de óleo y seis clases de pasteles. “Ya no voy a clases, prefiero aprender de otros artistas. A muchos les gusta compartir su conocimiento conmigo”, relata.

“Algunas pinturas me llevan una hora; pero a otras les  destino tres semanas o más”, detalla. También cuenta que ya no pinta todos los días y que investiga y hace muchos dibujos.

Apodado “mini Monet” por la prensa británica,  Kieron es una sensación mundial. Sus obras se exhiben en su ciudad natal, Holt, Norfolk, en el este de Inglaterra, y se agotan cuando salen a la venta.

Uno de los cuadros de Kieron se vendió por £45.000 (76 mil 647  dólares), y en una exhibición, en 2010, vendió £150.000 (255 mil 492 dólares) en media hora. ¡Y hay lista de espera por sus nuevas obras!


Cattle at Rest, óleo (Ganado descansando)


 Duck’s Crossing, Autumn Light, óleo (El cruce de los patos, luz de otoño)



Con información de La Nación