Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

México exige a OEA respetar autonomía de CIDH

México exige a OEA respetar autonomía de CIDH - OEA. Foto de Flickr / acncomve
OEA. Foto de Flickr / acncomve

El Gobierno de México llamó a la OEA respetar la autonomía de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

El Gobierno de México manifestó su preocupación ante las acciones de la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que atentan contra la autonomía e independencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en relación con la renovación del mandato del titular de la Secretaría Ejecutiva de este organismo.

Por medio de un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, el gobierno mexicano señaló que la “Carta de la OEA establece que la CIDH es el órgano principal de la Organización encargado de la promoción y protección de los derechos humanos entre los Estados parte”.

A la luz de ello, tanto la Convención Americana sobre Derechos Humanos, como el Estatuto de la CIDH –aprobado por la Asamblea General de la OEA– y su Reglamento, proveen el marco jurídico que regula su estructura y funcionamiento”, comentó.

El Gobierno de México señaló que resulta claro que la CIDH está facultada para renovar el mandato de su Secretario Ejecutivo, quien fue designado en agosto de 2016. De igual manera, agregó, para que el Secretario General pueda proceder a la separación del Secretario Ejecutivo, deberá consultar su decisión con la CIDH e informarle de los motivos en que se fundamenta.

Aunado a ello, y atendiendo a la autonomía e independencia de la CIDH para el ejercicio de su mandato, reconocida incluso por la Corte Interamericana de Derechos Humanos mediante una Opinión Consultiva, la práctica sostenida dentro de la Organización ha sido la de respetar y respaldar la decisión de la Comisión Interamericana por lo que se refiere a la designación, renovación o término del mandato del titular de la Secretaría Ejecutiva, que en este caso se había decidido desde enero pasado”, señaló.

En este sentido, aclaró la SRE, “el Gobierno de México no respaldará acciones que tengan por efecto menoscabar la autonomía e independencia de la CIDH, así como pasar por alto los instrumentos fundamentales que norman su mandato y actuación, los cuales expresan claramente la voluntad de la Membresía y sustentan la práctica desarrollada en torno a sus atribuciones”.

México reiteró su pleno compromiso con la labor que ejercen los órganos que integran el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, así como con su fortalecimiento progresivo.

Por lo anterior, hizo un llamado a respetar las decisiones de la CIDH sobre la renovación de mandato de su Secretario Ejecutivo.

 

Almagro echa al jefe de la CIDH y la Comisión lo acusa de violar su autonomía

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, anunció este martes su decisión de no renovar el mandato del secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrao, lo que, según la Comisión, atenta contra su “autonomía e independencia“.

En la madrugada del lunes, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), órgano autónomo de la OEA, reveló la decisión de Almagro de “abstenerse de avanzar en el proceso de renovación del mandato de su secretario ejecutivo”, Paulo Abrao, en el puesto desde agosto de 2016.

Ante esta medida, la Comisión “expresa su más enérgica protesta; así como su alarma ante un grave embate contra su independencia y autonomía”, ya que en enero de este año el organismo de derechos humanos había decidido por unanimidad renovar el mandato de Abrao para el periodo 2020-2024.

La Comisión -reza el comunicado- anuncia a la comunidad internacional que esa decisión unilateral del Secretario General constituye un franco desconocimiento de su independencia y autonomía, que busca la separación de facto del Secretario Ejecutivo, y dejar sin efectos la decisión de renovación adoptada 8 meses antes por la CIDH”.

Además, la CIDH asegura que durante esos ocho meses no recibió cuestionamiento alguno por parte de Almagro sobre la pertinencia de renovar el mandato a Abrao.

Horas después de que la CIDH hiciera pública su protesta, Almagro atribuyó su decisión, en otro comunicado, a la existencia de “decenas de denuncias” contra Abrao por parte de funcionarios del organismo, algunas de ellas de carácter supuestamente grave, aunque no se da a conocer su contenido.

De acuerdo a Almagro, algunas de las denuncias estuvieron en el limbo durante meses y no se trasladaron a la Oficina del Inspector General de la OEA, el órgano encargado de velar para que el sistema interamericano respete las normas y refleje las mejores prácticas a nivel internacional.

Almagro consideró que la falta de tramitación de esas denuncias es un “duro golpe” a la credibilidad de Abrao y, por ello, argumenta que la “seriedad y gravedad” de las denuncias “no ha permitido otorgar el visto bueno” a la renovación del mandato del secretario ejecutivo de la CIDH.

“La presunción de inocencia ha sido asegurada, así como que no hay impunidad ni indefensión respecto a denuncias de violación de derechos de las funcionarias y los funcionarios dentro de la CIDH ni en ninguna oficina de la organización. No mientras sea Secretario General”, aseveró Almagro en su nota.

Abrao, de nacionalidad brasileña, sustituyó en 2016 en la secretaría ejecutiva de la CIDH al mexicano Emilio Álvarez Icaza.

Con amplia experiencia en los ámbitos de derechos humanos, políticas públicas, financieras y presupuestarias, Abrao se ha distinguido por sus planes para modernizar la CIDH.

Especialmente jugó un papel relevante en la crisis en Nicaragua, donde centenares de personas murieron tras las protestas que estallaron en 2018 contra el Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

En esa instancia, la CIDH se convirtió en el organismo internacional de referencia con una misión en el terreno, que fue posteriormente expulsada del país centroamericano.

Con información de López-Dóriga Digital y EFE

autonomíacidhgobierno de méxicomexicooea
Menú de accesibilidad