Las víctimas de la crisis y sanciones contra Rusia
Foto de RTVE

La crisis económica de Rusia, aunada a las sanciones económicas que pretende imponer Estados Unidos por el conflicto que se vive en Ucrania y la anexión de Crimea al gigante euroasiático, no solamente afecta a Moscú, sino también a otros países y empresas aliados de Washington.

En esta era de la globalización, la crisis y las sanciones que se apliquen a un país sumergido en la dinámica mundial tienen un efecto en otros más, que muy posiblemente no tienen ninguna responsabilidad en el conflicto.

Alemania

Uno de los principales socios comerciales de Rusia es Alemania, y entre ambos tienen transacciones con valor de 76 mil millones de dólares. Sin embargo, ahora con las sanciones contra Moscú, las empresas han reducido las inversiones afectando a una de las pocas economías europeas aún estables.

Europa

Rusia es el segundo socio comercial de la mayoría de los países europeos, especialmente en productos básicos de consumo, como frutas, verduras, pescado y lácteos, comercio que significa 15 mil millones de dólares. Para aliviar el duro golpe a los productores, la Unión Europea tuvo que invertir 156 millones de dólares para que no baje la productividad.

Empresas de energía

Proyectos energéticos de empresas europeos con las rusas, expertas en el sector, se vieron frustrados por las sanciones de Estados Unidos, como la de la francesa Total con Lukoil en la creación de una empresa conjunta que tenga como objetivo la exploración de gas shale. Sin embargo la más afectada fue British Petroleum (BP) la cual tiene acciones en Rosneft, cuyo costo ha caído más del 25 por ciento.

Automotrices

La estadounidense Ford, la alemana Volkswagen, así como las francesas Renault y Peugeot, han visto una gran disminución de ventas en Rusia por un débil rublo.

Bancos

Societé Générale (Francia), Rabobank (Países Bajos) y Unicredit (Italia) vieron una gran disminución en sus ganancias, en particular el banco galo llegó a caer hasta 36 por ciento.

Otras marcas

Empresas estadounidenses como McDonald’s, Adidas y Coca-Cola han reducido las ganancias que tenían previstas para 2014 hasta en un 30 por ciento debido a las sanciones, porque se ven forzadas a cerrar varias sucursales tras la caída del rublo. Al menos la embotelladora rusa de la refresquera mundial llegó hasta 32 por ciento la caída de sus acciones.

Con información de CNN Expansión