Interrogan a turista por enviar restos humanos

Interrogan a turista por enviar restos humanos - Foto de AP
Foto de AP

Estaban etiquetados como juguetes y su destino eran Las Vegas

Una empresa de mensajería en Bangkok pasó tres paquetes con destino a Estados Unidos por una máquina de rayos X, y en ese análisis de rutina hizo un descubrimiento estremecedor: dentro había varias partes de cuerpos humanos conservadas, incluyendo una cabeza de niño pequeño, un pie de bebé y un corazón adulto.

Los fragmentos se robaron de los museos médicos de uno de los hospitales más grandes de Bangkok, según indicaron el lunes sus administradores.

La empresa, DHL, alertó a la policía, que rastreó al remitente, un turista estadounidense de 31 años, Ryan McPherson, que dijo haber comprado las partes del cuerpo en un mercado nocturno de Bangkok, señaló el coronel de policía Chumpol Poompuang.

“Dijo que pensó que las partes de cuerpos eran raras y quería enviárselas a sus amigos en Estados Unidos”, dijo Chumpol, añadiendo que el hombre fue interrogado durante varias horas y puesto en libertad sin cargos.

Al parecer, ésta no es la primera ocasión en la que McPherson y un amigo suyo, identificado por la policía como Daniel Tanner, de 33 años, aparecen en las noticias. Las fotos en las que aparecen hablando con la policía el domingo reflejan un gran parecido con hombres de los mismos nombres y edades que produjeron hace una década una serie de videos en los que personas sin hogar aparecían luchando y realizando peligrosas acrobacias tras ser pagados por los creadores, residentes en Las Vegas.

Los productores afirmaron haber vendido unas 300 mil copias a 20 dólares cada una, aunque sus videos “Bumfights” fueron prohibidos en varias comunidades y en general rechazados por los distribuidores, tras críticas de que los sujetos de las grabaciones estaban siendo explotados.

McPherson y Tanner salieron el domingo de Tailandia hacia la vecina Camboya, y no pudieron ser localizados para pedir comentarios.

Los tres paquetes incautados en Bangkok, que contenían cinco restos humanos, estaban etiquetados como juguetes, indicó la policía. Los fragmentos tenían como destino Las Vegas, incluyendo uno que el hombre se había dirigido a sí mismo. La policía dijo haber contactado con el FBI para obtener información sobre los destinatarios de los objetos.

En Washington, la portavoz Minique Crump dijo que el FBI estaba al tanto del asunto y lo estaba estudiando.

El profesor de medicina Udom Kachintorn, decano de la Facultad de Medicina en el hospital Shiriraj de Bangkok, dijo a la prensa que los cinco restos se habían robado de los museos del hospital.

Los dos estadounidenses visitaron los museos el jueves pasado, señaló, pero las grabaciones de seguridad no les mostraban llevándose ningún espécimen.

Todos los fragmentos estaban conservados por separado en formaldehído, dentro de envases acrílicos sellados o cajas de plástico, explicó a la prensa el teniente general Ruangsak Jarit-ake. El oficial mostró imágenes explícitas de los restos, entre los que había dos fragmentos de piel tatuada de un adulto, uno con un tigre saltando y el otro con un antiguo texto asiático.

En algunas sectas tailandesas se cree que los fetos conservados o tatuajes espirituales pueden dar a sus propietarios buena suerte o protección frente al mar. También pueden emplearse en ritos de magia negra.

Con información de AP

bangkokdhllas vegastailandia