Intensifican inspección de alimentos en Guadalajara
Internet

El titular de la Unidad Departamental de Inspección de Alimentos e Higiene de Guadalajara, Juan de Dios Barba Vargas, indicó que se lleva a cabo un operativo de información e inspección en mercados que venden pescados y mariscos, así como a comerciantes de empanadas durante este periodo vacacional.

Puntualizó que lo anterior es con el fin de mejorar las medidas de higiene de expendedores de alimentos en Semana Santa y de Pascua, y que no provoque problemas de salud a los tapatíos y visitantes.

Detalló que se han visitado locales de los mercados ubicados en la calle 34 e Higuerillas, y a la fecha, de acuerdo con datos de la Dirección de Protección Civil y Bomberos de Guadalajara, no se cuenta con ningún reporte de personas intoxicadas.

Manifestó que en el caso de los 340 vendedores de empanadas, se les informó de las medidas de higiene que deben tener para evitar se contaminen o descompongan los alimentos.

Empanada de camarón
Empanada de camarón

Precisó que se les recomendó que utilicen sombrillas y el pan no esté expuesto al sol, “los comerciantes deberán portar uniformes sanitarios, como es cubre pelo, mandil y no recibir dinero a mano limpia, sino utilizar una bolsa”.

Agregó que también se revisa a los comerciantes que venden otro tipo de alimentos, como son raspados y aguas frescas, a los que se les pide que el hielo que compren debe estar certificado por una empresa que utilice agua purificada, en caso contrario será incautado su producto.

Raspados
Raspados

Subrayó que todo esto es parte del programa “Informar, para no sancionar”, con el que se pretende inspeccionar los giros que venden alimentos en la ciudad.

Explicó que las pláticas van orientadas a los vendedores de alimentos y al público en general.

Añadió que a 340 locatarios del tradicional Mercado Corona se les dan pláticas dos veces por semana.

Resaltó que se cuenta con 50 inspectores, 20 de los cuales son médicos veterinarios acreditados y laboran en el Rastro Municipal, y el resto se encarga de visitar y verificar los giros que venden alimentos en la ciudad, y en promedio se hacen tres visitas por cada lugar.

Destacó que desde el año pasado y a la fecha, se ha decomisado más de 900 kilos de carne roja no apta para el consumo humano, además se han retirado alimentos con vencimiento en sus fechas de caducidad.

Señaló que se inspeccionan: 9 mil 700 locales giros de alimentos, mil 600 restaurantes, mil 200 carnicerías, mil 700 vendedores de tacos, así como las tiendas de conveniencia y supermercados.

Redacción