Ha muerto el premio Nobel alemán Günter Grass
AFP

La editorial Steidl, informó que el escritor alemán Günter Grass murió a los 87 años en un hospital de la ciudad de Lübeck (Alemania). Grass nació el 16 de octubre de 1927 en Dánzig, donde su padre era un tendero. Estudió dibujo y escultura.

El Tambor de Hojalata, su primera novela, fue con la que Grass obtuvo una reputación internacional y fue considerado durante muchos años como la “conciencia moral” de Alemania en los años de la posguerra.

Su obra aborda de distintas maneras la historia de su país durante la mitad del siglo XX, el tema de sus tres primeras novelas: El Tambor de Hojalata (1959), El gato y el ratón (1961) y Años de perro (1963).

Estas tres novelas forman la llamada Trilogía de Dánzig –como en su momento se conocía a la ahora la ciudad polaca de Gdansk–, un lugar que aparecería a menudo en su obra.

Grass combinó los detalles naturalistas con las imágenes fantásticas para captar la reacción de los alemanes al surgimiento del nazismo, los horrores de la guerra y la culpabilidad que reinó en el país tras la derrota de Hitler.

En su obra Grass hizo uso de su propia experiencia en el servicio militar y su cautiverio como prisionero de guerra hasta 1946.

Su obra

Günter Grass ganó el Premio Nobel de Literatura y el Premio Príncipe de Asturias, ambos en 1999.

En la ceremonia del Premio Nobel
En la ceremonia del Premio Nobel

Nació el 16 de octubre de 1927 en Gdansk (Polonia), fue reclutado en 1944 por la Fuerza Aérea alemana y tras la Segunda Guerra Mundial estudió en la Academia de Arte de Düsseldorf.

Su obra más emblemática, El tambor de hojalata, en la que narra la vida del niño-hombre Oskar Matzerath, irrumpió en la Alemania de posguerra y recibió tantos elogios como críticas de aquellos que veían en el libro un espejo demasiado real del surgimiento del nazismo y de la Segunda Guerra Mundial. La popularidad de esta obra, por la que fue a los tribunales por una acusación de pornógrafo, aumentó en 1978 cuando Volker Schlöndorff la llevó al cine y ganó por ella el Oscar a mejor película extranjera.

Cuando se le preguntó en una entrevista con la agencia AP en 2009 qué pensaba del éxito rotundo y súbito que había tenido con su primera novela El Tambor de Hojalata, Grass respondió: “Quizás se deba a que el libro es bueno”.

Su obra más emblemática es "El tambor de hojalata"
Su obra más emblemática es “El tambor de hojalata”

La polémica

Sus compatriotas lo elogiaban porque ayudó a revivir la cultura alemana tras la Segunda Guerra y porque con su obra había dado voz al discurso democrático en el país tras los difíciles años que siguieron al conflicto.

Pero en 2006 provocó la ira de muchos cuando reveló en su autobiografía Beim Häuten der Zwiebel (Pelando la cebolla), haber pertenecido en su juventud a las Waffen-SS, unidad del partido nazi y cuerpo paramilitar de combate particularmente activo en la perpetración del Holocausto. Aseguró que su ingreso no fue voluntario y que fue destinado a los 17 años en Dresde, donde sirvió en la Décima División Blindada Frundsberg.

“A los 17 años, cuando fui llamado a filas, pensaba que Hitler ganaría la guerra; lo pensaba y lo quería, como también pensaba que yo me convertiría en un héroe”, confesó durante la presentación.

El escritor reconoció la fascinación que el ‘führer’ ejerció en miles de jóvenes. “Nos sedujo y nos dejamos seducir”.

“Hubo compañeros míos que pasaron de la ideología nazi a la comunista en cuestión de días; yo tuve la suerte de conocer lo que era la democracia y de asimilar sus reglas del juego”, explicó.

Ante estas revelaciones recibió fortísimas críticas, y el expresidente polaco Lech Walesa pidió incluso que devolviera su condecoración como ciudadano ilustre de Gdansk.

El escritor reconoció la fascinación que el ‘führer’ ejerció en miles de jóvenes

Compromiso político

Grass, que pese a su cercanía al canciller Brandt más tarde se distanció del Partido Socialdemócrata, participó en buena parte de los debates políticos de las últimas décadas. En 1990 se mostró contrario a la unificación alemana. “La espeluznante experiencia de Auschwitz, que no se puede comparar con nada, excluye la posibilidad de un solo Estado alemán”, decía el escritor en febrero de 1990, tan solo ocho meses antes de que la República Democrática Alemana se disolviera. Grass habría preferido una confederación de Estados alemanes.

En 1989 firmó la carta que reclamó al entonces presidente de Estados Unidos George Bush (padre) un diálogo con Nicaragua. También fue implacable crítico con la política seguida por su hijo, George W. Bush, al que consideraba una amenaza para la paz mundial por su actuación en la guerra de Irak. Defendió a Salman Rushdie cuando este autor recibía amenazas de muerte del régimen iraní por su obra Versos satánicos. Criticó con dureza en 1997 el suministro alemán de armamento a Turquía y la denegación de asilo al pueblo kurdo.

Gunter Grass, celebrando su 80 cumpleaños. / Afp
Gunter Grass, celebrando su 80 cumpleaños. / Afp

Las condolencias

El escritor británico Salman Rushdie expresó en Twitter su tristeza. 

“Esto es muy triste. (Era) un verdadero gigante, un inspirador, un amigo”, manifestó.

En 2014, tras varias hospitalizaciones, el Nobel afirmó en una entrevista que probablemente no escribiría más novelas debido a su avanzada edad.

“Mi estado de salud no me permite concebir proyectos de cinco o seis años, y esta sería la condición para el trabajo de investigación para una novela”, dijo entonces a un diario local.

Un registro de condolencias se abrirá por la tarde en la casa de Grass, en Lubeck, donde vivía.

Con información de El País, BBC y El Correo.