Grecia resta importancia a medida BCE
Foto de AP

El nuevo gobierno de izquierdas de Grecia insiste en que se mantendrá fiel a su agenda anti-austeridad, horas después de que el Banco Central Europeo (BCE) apretase a Atenas retirando una opción de préstamo clave para bancos del país.

El portavoz del gobierno, Gavriil Sakellaridi, dijo que Grecia no está empleando chantaje en su intento de ganarse a sus acreedores, pero tampoco “va a ser chantajeada”.

A última hora del miércoles, el BCE dijo que dejaría de ayudar a los bancos griegos a obtener préstamos a una tasa baja utilizando como aval bonos del gobierno, con calificación de bono chatarra, ante las perspectivas inciertas de alcanzar un nuevo acuerdo sobre el pago del rescate con sus acreedores.

La medida, tomada antes de conversaciones clave el jueves en Berlín entre los ministros de Finanzas de Grecia y Alemania, aumenta la presión sobre Atenas para comprometerse con sus acreedores. Los bancos griegos seguirán teniendo acceso a préstamos de emergencia, aunque a un costo más alto.

Con información de AP