Cae banda de secuestradores en El Salto, Jalisco
Foto de Fiscalía General de Justicia de Jalisco

Trece personas fueron consignadas ante un juez por el delito de secuestro en contra de dos taxistas, un mesero y una persona más. Además del delito de plagio, los delincuentes están vinculados en una serie de homicidios y contaban con una casa de seguridad en la zona comercial de Obregón, Guadalajara, además de vender droga.

De acuerdo con información de la Fiscalía General del Estado (FGE), Oswaldo Higareda Mosqueda, de 38 años; Braulio Guillermo Rodríguez Miranda, de 33; Hugo Fernando Lemus Suárez, de 29; y Juan Manuel Cobián Espinoza, de 40, son los líderes de esta banda.

El pasado lunes 28 de julio, agentes de la Fuerza Única Metropolitana capturaron a 12 de los implicados en un departamento en el barrio de San Juan de Dios, después que unas personas informaron a la policía de personas privadas de su libertad en ese lugar. Las víctimas fueron secuestradas horas antes en la Calzada Independencia, en el municipio de El Salto.

El mismo lunes 28 de julio fueron detenidos cinco hombre de entre 18 y 28 años, entre los que se encuentra ex policía municipal de El Salto. También estaban implicados José Felipe Gómez Vergara, de 31 años; Juan Jorge Israel Rodríguez Hernández, de 33; Iván Alejandro Casas de la Torre, de 35; Julio César Cisneros Calvillo, de 35; y Alfredo Cervantes Barajas, de 48. Todos ya se encuentran a disposición del Juez Séptimo de lo Penal, con sede en el Reclusorio Preventivo de Puente Grande, acusados de secuestro exprés contra cuatro víctimas.

Se les decomisó un fusil AK-47 con 40 cartuchos, dos pistolas escuadra 9 milímetros, un revólver calibre .38, un par de aros aprehensores, un chaleco táctico, dos fornituras, dos pistolas deportivas y un pasamontañas. Entre lo asegurado también se encuentra una camioneta Toyota Rav4, una motocicleta Yamaha de 250 centímetros cúbicos, una Biwis de 150 y una Itálika de 125, que usaban para presuntamente distribuir droga en la zona; les encontraron 709.1 gramos de mariguana; 6.4 gramos de crystal y piedra; 47.4 gramos de cocaína en polvo y 45 gramos de cocaína en forma de piedra.

Habían ordenado matar a los secuestrados a dos de sus plagiarios por suponer que eran vendedores de drogas de un grupo rival.

Con información de Milenio.