Aprueba Congreso de Argentina ley que modifica pago de deuda
Internet

La Cámara de Diputados de Argentina aprobó hoy, con 139 votos a favor, 99 en contra y cinco abstenciones, la ley propuesta por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para modificar el mecanismo de pago de la deuda.

De esta manera culminó, después de una maratónica sesión que comenzó ayer y que duró 17 horas, el proceso legislativo que abre la puerta a la solución del inédito e involuntario “default” (cesación de pagos) en que se encuentra el país.

La nueva ley consta de 14 artículos y declara de interés público la reestructuración de la deuda, por lo que propone el cambio de sede para el pago a los tenedores de bonos que actualmente cobran en bancos de Estados Unidos. 

A partir de esta reforma, los bonistas cobrarán a través de un sistema denominado Nación Fideicomisos que operará el Banco Central de Argentina, lo que implica un cambio de jurisdicción financiera. 

Además, se podrá reabrir un nuevo canje de la deuda para permitir que los acreedores que no se sumaron a las reestructuraciones de 2005 y 2010, lo hagan ahora.

La iniciativa intenta resolver el “default”, en el que ingresó Argentina en junio pasado debido al bloqueo del pago de la deuda ordenado por el juez Thomas Griesa.

El juez mantiene congelados esos recursos en el banco de Nueva York en tanto Argentina no resuelva el conflicto con los fondos buitre (especuladores) que nunca quisieron renegociar su deuda y exigen pagos millonarios.

Los fondos buitre ganaron las demandas contra Argentina en tribunales de Estados Unidos, pese a que representan apenas el 7.6 por ciento de los acreedores del país sudamericano.

El 92.4 por ciento restante sí aceptó los canjes de 2005 y 2010, por lo que recibieron puntualmente sus pagos hasta que Griesa los bloqueó, lo que ha desatado una discusión internacional sobre los mecanismos de pago de las deudas de los países.

La nueva ley se aprobó con modificaciones propuestas por el senador oficialista Aníbal Fernández, como la posibilidad de que los bonistas que no quieren cobrar en Argentina lo hagan en Francia.

Con información de Notimex