Minuto a Minuto

Nacional Atacan caravana de candidato de Morena en Villacorzo, Chiapas
El ataque armado se registró en el tramo carretero Revolución Mexicana-San Pedro Buenavista de Villacorzo, en Chiapas
Nacional Tercera ola de calor causará este domingo temperaturas de más de 40 grados en 24 estados
La tercera ola de calor del año en nuestro país ocasionará temperaturas superiores a los 45 grados Celsius en 13 entidades
Nacional Advierten por “riesgo inminente” de que 800 mil habitantes en Tamaulipas se queden sin agua
La Secretaría de Recursos Hidráulicos de Tamaulipas detalló acciones para garantizar el agua en la zona conurbada de Tampico
Internacional Trump advierte a sus seguidores que el derecho a portar armas está en juego en noviembre
Donald Trump dio encendido discurso este sábado ante una multitud en la convención anual de la Asociación Nacional del Rifle (NRA)
Nacional Altas temperaturas en Tabasco ocasionan la muerte de monos aulladores
La organización Conservación de la Biodiversidad del Usumacinta alertó por la muerte de monos aulladores producto de las altas temperaturas

* La Marcha por la Democracia fue todo un éxito en todos los puntos donde se realizó

* AMLO prometió que renunciaría si algún día le protestaban más de 100 mil y no ha cumplido

* Un Palacio Nacional cercado y un Zócalo sin bandera reflejan el temor presidencial

DOMINGO ROSA.- Al Presidente le caló hondo la Marcha por la Democracia de ayer domingo. No le gustó nadita que la llamada marea rosa invadiera decenas de miles de calles (en Ciudad de México, en Monterrey, en Ciudad Juárez, en Acapulco, en Guadalajara, en Ciudad Victoria, en Campeche, en Durango, en Toluca…) para recordarle que en este país hay millones de mexicanos de carne y hueso que, le guste o no, siempre van a estar dispuestos para salir a protestar en defensa de lo que ellos consideran sus derechos y que no les importa ser llamados “conservadores”, “neoliberales”, “fachos”, “fifis”, “clasistas” y “bots”. Por eso su gesto desencajado de hoy, el cual le acompañó durante toda su conferencia mañanera en Puebla. Su molestia, su incomodidad y su coraje eran evidentes, porque esos a los que ha insultado y descalificado durante los últimos mil 907 días de su vida ahí siguen, de pie, resistiendo, dando la cara y poniendo el pecho, convencidos de que vale la pena defender la democracia, a las instituciones y la libertad. Y, por lo mismo, ni siquiera vale la pena entrar en la (inútil) discusión de cuántos mexicanos salieron ayer a marchar, a protestar y a congregarse. Porque así hayan sido millones, desde la óptica obradorista ellos sólo verán a un “puñado de oligarcas” dispuestos a desprestigiar y a descarrilar a la 4T porque perdieron sus privilegios.

YO, EL DEMÓCRATA.- Ante la falta de resultados concretos y tangibles durante su gestión, al Presidente ya se le hizo costumbre argumentar que aquellos que se manifiestan para exigirle respuestas y soluciones son emisarios del neoliberalismo y enemigos de su (imaginaria) lucha contra el conservadurismo. Para el tabasqueño, los que salimos a marchar ayer y también en las ocasiones anteriores protestamos porque queremos que regresen a gobernar los que estaban antes y porque éramos beneficiarios y usufructuarios del antiguo régimen de corrupción, el cual, por cierto, todavía se mantiene. En una palabra, para el Primer Mandatario somos antidemócratas y que sólo estamos defendiendo “a los más tenaces violadores de los derechos del pueblo” (sic). Así las cosas, para nuestro Presidente el único defensor legítimo y genuino de la democracia es él y sólo él. Los demás simplemente son malvados que se disfrazan de demócratas. Nadie más en este país tiene autoridad moral… sólo él.

¡VAYA, VAYA!- Sin embargo, lo que el Presidente menciona en su discurso contrasta sobremanera con lo que lleva a la práctica, pues un verdadero demócrata no manda a cercar su Palacio Nacional (qué tal si esos fifis revoltosos se lo grafitean); tampoco ordena que se cierren las calles aledañas a su Zócalo; mucho menos manda a quitar su bandera monumental (no se la vayan a robar, ¿verdad?) y eso de inventarse una “gira de trabajo” por provincia durante el fin de semana para que las visitas indeseables no lo molesten con el ruido. Ni hablar.
Contacto.- @yalessandrini1 (Twitter X)
www.lapoliticamedarisa.mx
[email protected]