¿Y la transparencia?

RubenCortes

Rubén CortésCanela fina

Es el mismo grupo político que, desde 2005, guarda parte de la información sobre el costo de los 2dos Pisos de Periférico

El gobierno clasificó por cinco años la información sobre estudios, diseño, construcción, operación y finanzas del aeropuerto de Santa Lucía, lo cual no debe sorprender: es el mismo grupo político que, desde 2005, guarda parte de la información sobre el costo de los 2dos Pisos de Periférico.

Incluso, la 4T acaba de responder con el rótulo de “Inexistente” a 10 solicitudes de información de ciudadanos, según Animal Político. Se trata de preguntas que van desde qué come el presidente hasta de dónde saca las cifras que da en sus discursos.

Por ejemplo, el Ejecutivo asegura que la guerra contra el crimen organizado registra “más de un millón de víctimas”. Pero la Oficina de Presidencia dice que es incompetente para responder sobre lo que afirma el mandatario, según la solicitud 0210000035619, hecha por Transparencia.

¡Un millón de víctimas! Sin embargo, el Registro Nacional de Víctimas solo tiene registradas 20 mil, el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y no Localizadas tiene 40 mil y el Banco Nacional de Datos Forenses ni siquiera se encuentra actualizado.

De cualquier modo, es línea de gobierno en este grupo político mantener la información alejada del escrutinio. Y una de las personas mejor entrenadas en ello es la aspirante a presidir el partido en el gobierno, Bertha Luján, desde que fue Contralora del GDF (2000-06).

Bajo el argumento de que la información pública “podía dañar el prestigio y popularidad del Jefe de Gobierno”, Luján ejecutó una férrea política de opacidad que explicó en el libro “Claroscuros de la transparencia en el DF”:

“Lo que sí resulta relevante, es la excesiva atención mediática de la insuficiencia que supuestamente se dio en el proceso de apertura informativa, y que en todo caso es normal en cualquier aplicación de políticas públicas y de leyes nuevas”.

Bajo esa premisa, la hoy aspirante a jefa de Morena bloqueó con medidas presupuestales y legislativas la operación de una institución para el acceso a la información, y blindó la comunicación sobre los siguientes temas:

—Padrón de beneficiarios del Programa de Adultos Mayores, Madres Solteras y Discapacitados.

—Segundos pisos del Periférico y Distribuidor Vial San Antonio.

—Fideicomisos para obras públicas.

Tampoco fue posible saber, por el control de Luján, acerca de propiedades públicas regaladas por aquella administración sin contar con la ciudadanía ni los poderes legislativo y judicial, como tres hectáreas frente a la Basílica de Guadalupe, a la Iglesia Católica, en 2003.

El obsequio incluyó el pago de las escrituras en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio, con cargo al gobierno de la ciudad: siete millones 131 mil 558 pesos, de acuerdo con el oficio SF/PFDF/2003/6367 del Notario Público número 64.

Así que la opacidad no es nueva.

Es marca de la casa.


Menú de accesibilidad