¿Y dónde está la Cancillería?


alberto-aguirre1

Alberto AguirreSignos vitales

18 billones de dólares para “invertir” durante una década. Ese monto es lo que Donald Trump ha solicitado al Congreso de EU para erigir un muro a lo largo de 1,300 kilómetros en la frontera con México; de éstos, casi 600 kilómetros serán de nuevas estructuras; el resto, renovaciones en las edificaciones existentes.


18 billones de dólares para “invertir” durante una década. Ese monto es lo que Donald Trump ha solicitado al Congreso de EU para erigir un muro a lo largo de 1,300 kilómetros en la frontera con México; de éstos, casi 600 kilómetros serán de nuevas estructuras; el resto, renovaciones en las edificaciones existentes.

“De una u otra manera, México pagará por el muro”, insistió el primer mandatario estadounidense apenas antier, luego de reunirse con legisladores en Camp David, “estamos renegociando el Tratado de Libre Comercio, ya veremos”.

Trump aludía al documento “Critical CBP Requirements to Improve Border Security”, que había sido revelado por The Wall Street Journal desde el pasado viernes 5 —otros medios, entre ellos CNN obtuvieron una versión del mismo que circula entre los integrantes del Capitolio— y en el que se detalla que para el 2018  la administración Trump requirió 1.6 billones de dólares y otros 1.6 billones para el 2019. En ese periodo se construirían los primeros 200 kilómetros del muro fronterizo.

“Necesitamos un muro fronterizo físico”, había refrendado el viernes, “para mantener alejados a narcotraficantes, a los contrabandistas peligrosos y a cárteles violentos. México está teniendo un tremendo problema con el crimen y queremos mantenerlo fuera de nuestro país”.

En ciernes, la tormenta mediática desatada por la aparición de Fire and Fury, el libro escrito por el periodista Michael Wolff sobre los últimos 11 meses de la Casa Blanca.  Sobre las revelaciones del pasado fin de semana, la Cancillería mexicana ha guardado un inapelable silencio. Y también sobre la decisión de Trump de vincular cualquier legislación que resuelva la estancia de los dreamers en la Unión Americana pasa necesariamente por la construcción del muro fronterizo.

Tal vez porque no han regresado a las actividades normales, tras de la Pascua. O tal vez porque no quieren polemizar con Trump. ¿O tal vez porque pronto habrá cambios en esa y otras dependencias de la administración peñista? La Cancillería fue la gran cantera del sexenio peñista, pero en el último periodo —justo cuando Luis Videgaray cumple un año al frente de SRE— el balance es negativo frente a la ofensiva de la Casa Blanca. En su primer año, la administración Trump cumplió con su promesa de frenar la migración ilegal. El promedio de aprehensiones ejecutadas por la Border Patrol entre 1980 y el 2016 era de más de 1 millón por año; en el 2017 fueron apenas 310,531 aprehensiones, de las cuales 303,916 se realizaron en los estados que cruza el cauce del río Bravo. Los agentes estadounidenses también rescataron a 3,221 inmigrantes ilegales en peligro.

Entre los deportados, aproximadamente 58% fue ciudadano de países distintos a México, predominantemente personas centroamericanas. Y de las 310,531 aprehensiones, 162,891 fueron de salvadoreños, guatemaltecos y hondureños, mientras que 127,938 eran mexicanos.

Los oficiales de la CBP encontraron 216,370 “inadmisibles” en los puertos de entrada de los puntos fronterizos, 21.2% menos que en el 2016. Y 15,907 pasajeros de vuelos con destino a Estados Unidos fueron rechazados en sus lugares de origen por representar un riesgo.

El 25 de enero del 2017, Trump expidió la orden ejecutiva que —entre otras acciones— materializaba su promesa de construir un muro. La migración ilegal se redujo drásticamente. abril del 2017 fue el mes con la actividad policial fronteriza más baja en las últimas tres décadas. Pero en mayo hubo un cambio en las tendencias. Y la CBP comenzó a registrar un aumento incesante en detenciones y los llamados “casos inadmisibles” que involucran a menores de edad integrados a una unidad familiar o no acompañados por sus padres o tutores.

EFECTOS SECUNDARIOS

INQUIETUDES. Entre los industriales crece la preocupación por el incremento de varios insumos que importa México, en especial chatarra ferrosa, electrodos de grafito y la varilla corrugada. Entre enero del 2016 y agosto del 2017, el índice de precios del coque creció en 158.7%; el incremento del precio de la chatarra avanzó 60.6% y el mineral de hierro 81.6 por ciento. Y durante el 2017, los precios de los electrodos —utilizados para la transmisión de corriente de energía por el horno eléctrico y fundir la chatarra— en el mercado internacional se dispararon hasta nueve veces de su valor y ha impactado negativamente al mercado. De acuerdo con American Metal Market, se prevé que para inicios de este año, el mercado de chatarra ferrosa tenga un repunte similar al de diciembre del 2017, con aumentos de entre 15 y 20 dólares por tonelada bruta en los grados primarios y 30 dólares en grados secundarios en EU, y que podrían ser una desventaja para países como México por ser importadores de este insumo. Derivado de esta situación, se anticipan otros incrementos en el precio de productos como la varilla corrugada de 500 a 600 dólares por tonelada en EU, que podría ir en aumento de acuerdo con el costo de la chatarra y la imposición arancelaria a productos acereros promovida por el gobierno de Trump para combatir el dumping chino.

TESTIMONIO. Los migrantes del sur es el nombre del libro escrito por la investigadora Ana Luz Minera sobre el trabajo del padre Alejandro Solalinde para rescatar a los centroamericanos que en su búsqueda del sueño americano cruzan el territorio mexicano. Pero en el trayecto, son asaltados, violados, secuestrados y asesinados.

  1. Medir la corrupción

    Opacada por la disputa sobre la designación del fiscal especializado, cuyo nombramiento reclaman para sí un conjunto de organizaciones de la sociedad civil, quedó una definición toral para el Sistema Nacional Anticorrupción: ¿es posible mejorar la capacidad institucional para medir la corrupción e identificar cuándo y dónde ocurre?

    Continuar leyendo

  2. Un legado para Bartlett

    Hace 19 años, Ferrocarriles Nacionales de México dejó de operar. Un par de años antes, inminente su desincorporación, la directiva de la empresa comenzó a deshacerse de su patrimonio, entre el que se contaba el Museo Nacional de la paraestatal, que tenía su sede en la antigua estación del Paseo Juárez, en la Angelópolis.

    Continuar leyendo