A pregunta expresa en mi cuenta de Twitter entendí la preocupación, o quizá malestar, o más aún miedo, que tienen los mexicanos respecto la seguridad, en el sondeo pregunté: “¿Cuál consideras que es el problema más grande por el que está pasando México?”.

El resultado aunque previsible fue más que contundente y sobre todo importante para poder reaccionar, ¡claro! en caso de querer hacer algo. 

La respuesta fue categórica, el 66% de los más de 1300 participantes aseguran que la SEGURIDAD es el mayor problema. Le sigue la ECONOMÍA con un 22% y le dejaron a la INFLACIÓN un tercer lugar con EL 8% y el tema PANDEMIA se quedó solo con el 4%.

Por supuesto, este resultado es lo que vivimos el día a día, es la información que se conoce y se dispersa en las redes sociales, es lo que nos cuenta el vecino, el pariente, el amigo, o puede ser lo que le ha sucedido a millones de familias mexicanas.

En estos días, Sonora ha sido y es noticia a nivel nacional, el ATAQUE al Palacio Municipal de Guaymas fue el tema central, Marisol Cuadras, joven activista y el escolta Antelmo Gutiérrez víctimas mortales, además de uno de los atacantes. 

El fondo aún no se sabe, al menos no se sabe públicamente, y como casi siempre sucede en estos casos no se conocerá nunca. Extrañamente las autoridades federales pusieron de inmediato al jefe de la policía de Guaymas como el objetivo a seguir, aparentemente el capitán de fragata Andrés Cano Ahuir era el blanco, aunque se duda de esa hipótesis.

Y digo que se duda por la sencilla razón que tanto él como la alcaldesa de Guaymas la señora Karla Cordoba minutos antes del ataque estuvieron por fuera de Palacio Municipal expuestos, y no sucedió nada, fue minutos después cuando sonaron las ráfagas de metralleta y cuando detonaron las granadas.

Así fue como Guaymas lamentablemente se convirtió en noticia nacional, así es cómo un lugar en donde el turismo estatal y de Arizona se ha refugiado en esta pandemia, un lugar donde las inversiones se duplicaron y en donde meses atrás se vendían docenas de casas y hoy es el punto de encuentro de miles de familias. 

¿Qué sucedió? de cuando acá un grupo de sicarios arriesgan su vida abiertamente metiéndose a un lugar custodiado y dónde la policía tiene presencia permanente. ¿Cual fue el objetivo?. Qué  señal quisieron dejar disparando arteramente a quienes ahí se encontraban.  

Y lo más extraño, siendo el blanco el edificio con mayor seguridad en la zona llegaron y se fueron sin ser detenidos. Por supuesto las “respuestas” llegaron de inmediato “ya estamos trabajando en ello”, “los vamos a detener y pagarán por lo que hicieron”, “tenemos líneas de investigación muy claras” y todas esas frases que se han convertido en “clichés” de quienes tienen que decir algo sin tener respuestas concretas. 

Regresando al sondeo de mi cuenta de tuiter, con estos temas entendemos el porqué la seguridad es la asignatura pendiente, si a quienes están protegidos los atacan arteramente, imaginen lo que puede suceder con los simples mortales.

De ida 

Sí, de inmediato llegaron los refuerzos, como siempre pasa cuando sucede algo “grande”. Pero los delincuentes siguen ahí, la violencia está ahí, el miedo y el temor están ahí y el abandonado espero que temporal de quienes visitan ese bello lugar también está ahí.

Guaymas fue tema y no precisamente por sus paradisíacas playas o sus paseos en yate y su pesca deportiva con las más atractivas especies marinas. Guaymas fue noticia por su falta de capacidad de respuesta a un ataque directo que aún no se conoce para quien fue el mensaje, un mensaje manchado en sangre y donde inocentes quedaron en una especie de campo de batalla. 

Ya veremos si pronto presentan a los culpables con sus rostros cubiertos y sus nombres pulcramente cuidados. Ya veremos si se sabe la verdad y más aún si se les llega a creer. 

De vuelta 

La pregunta que se mantiene en el ambiente es ¿qué sigue? el país se desmorona por su violencia y su falta de operatividad, se habla de un “inteligencia en seguridad” que la verdad poco o nada se ha visto. La gente, los que ahí viven tienen miedo, los turistas estatales están pensando seriamente ir a descansar a ese lugar, los turistas de los Estados Unidos y Canadá cancelando sus reservaciones que tenían meses atrás. 

Guaymas, San Carlos, Empalme, Obregon, Navojoa, Hermosillo, Nogales, Magdalena, Imuris y muchos lugares más de Sonora están en problemas, por supuesto no es de hoy, algunos de esas ciudades o pueblos tienen años o décadas abandonados. Pero lo que si es de hoy es atenderlos, es buscarles una solución para que puedan vivir tranquilamente. 

Sonora está sentado en un barril de pólvora y recientemente ya estallo… ¿cuantas explosiones faltan?. 

Aserrín

El otro tema que está pesando en el ambiente es el de la economía, millones de mexicanos resintiendo la inflación que va por arriba del 7%, claro, me refiero a la inflación oficial, pues la real, la que sienten nuestros bolsillos va mucho más arriba.

Así las cosas, se tiene mucho que hacer, ojalá y se haga. 

Víctor Mendoza Lambert director de Grupo Entre Todos.

Correo: [email protected] 

Twitter: @VictorMendozaL (87 752 seguidores)

Facebook: Victor Mendoza Lambert 

WhatsApp: 6624335077