“¡Se las metimos doblada, camarada”!


RubenCortes

Rubén CortésCanela fina

La expreción de Paco Ignacio Taibo a sus "camaradas" demuestra que no puede ser director del FCE por soez, homofóbico, vulgar, patán y ordinario

Al oír a Paco Ignacio Taibo decir que él y sus amigos le metieron a otros por el ano el órgano sexual masculino doblado, la conclusión es que no puede ser el director del FCE, no porque haya nacido donde sea, sino por vulgar, ordinario. Por patán, por homofóbico. Por soez.

La editorial más importante de América Latina no merece ser dirigida por quien se expresa con esa ordinariez en la feria del libro más importante en idioma español. Peor: lo dijo al presentar un libro de su autoría que contiene las novelas La libertad, La bicicleta y El olor de las Magnolias.

Si ni siquiera respeta su obra, menos respetará la de los otros. En lugar de hablar de literatura, se molestó porque un trámite burocrático atrasó la Ley que le permitiría acceder al cargo, pues reformaría la actual que establece que el director del FCE tiene que haber nacido en México.

Pero como Morena es mayoría en el Congreso, hoy debe aprobarse sin problemas en el Senado y el lunes en la Cámara de Diputados. Sin embargo, por apenas 72 horas, Taibo no arrancaría el nuevo gobierno como director, sino como encargado: vamos ¡una minucia!

Pero para Taibo era relevante empezar como señor director el sábado y no el lunes:

Va a haber un edicto del presidente López Obrador nombrándome encargado de despacho mientras sale la ley. Sea como sea, se las metimos doblada camarada”.

Hace 21 años, la ordinariez de Taibo le impidió ser secretario de Cultura en el gobierno de Cuauhtémoc Cárdenas en el entonces Distrito Federal porque festejó el nombramiento gritando en público: “No vamos a andar de putos”.

Los grupos defensores de los derechos de las minorías, que entonces tenían una voz poderosa en el país y eran respetados por la izquierda, fueron escuchados por el Jefe de Gobierno, quien echó atrás el nombramiento.

“Se la metimos doblada”, “No vamos a andar de putos”… el caso es que Taibo tiene fijación con las funciones de penetración del órgano sexual masculino y con referirse de manera despectiva a las preferencias sexuales masculinas.

Lo definió ayer con acierto el escritor Aurelio Asiain, al reprobar las declaraciones de Taibo en su cuenta de Twitter:

Se la metimos doblada’: nos los cogimos. Los penetramos, contra su voluntad y sus expectativas. La celebración machista del sexo anal no como placer mutuo sino como demostración de poder. Falocracia delirante“.

Justo por eso: por lépero, grosero, rencoroso, zafio, obsceno, reaccionario, ultra… este palurdo no puede ser director de una institución creada por el gran don Daniel Cosío Villegas con los escritores españoles del exilio y tenido como directores a Arnaldo Orfila, Salvador Azuela…

Pero, el presidente electo es quien decide eso.

Enviado desde mi iPhone.