Minuto a Minuto

Entretenimiento UNAM descarta “influencias europeas” en polémico códice adivinatorio mesoamericano
Se trata del Códice Tonalámatl de Aubin, que mesoamericanos usaban como calendario religioso para nombrar a las personas y realizar rituales
Internacional Nicolás Maduro advierte a bandas criminales que “o se van del país o serán neutralizadas”
Nicolás Maduro aseguró que será neutralizada hasta la última banda criminal al tiempo que presumió una "doctrina humanista" en materia de seguridad
Internacional Mayoría en EE.UU. quiere que se reduzca la inmigración al país, según sondeo
Desde el 2005, esta es la primera vez en que la mayoría de los estadounidenses quieren menos inmigración en el país
Ciencia y Tecnología Un estudio en niños asocia el sexo y el género con distintos patrones de redes cerebrales
El sexo y el género se asocian al comportamiento humano, pero se desconoce si están asociados con fenotipos neuronales similares o distintos
Economía y Finanzas inflación en Argentina se ubicó en 271.5 % en junio
De acuerdo al informe oficial, la inflación de Argentina acumuló en el primer semestre del año un alza del 79.8 por ciento

El IMSS le dio 31 millones de pesos al hijo de Manuel Bartlett por unos ventiladores viejos, para atender pacientes de COVID-19 en terapia intensiva. Pero no gastó 282 millones que recibió del Presupuesto de este año, para cambiar y modernizar elevadores.

Ajá: no gastó 282 millones para cambiar y modernizar elevadores. Sin embargo, una niña seis años murió en una clínica del IMSS en Playa del Carmen, Quintana Roo, al quedar prensada en un elevador que no sirve. Y la respuesta del director del IMSS es un sinsentido.

Porque Zoé Robledo dice que la ley le impide sustituir los elevadores hasta 2027. Así, a rajatabla: imposible cambiarlos o mejorarlos; no importa que sigan rotos y exista peligro potencial de que ocurra de nuevo un infortunio, como el de la clínica de Playa del Carmen.

De comprar nuevos elevadores o reparar los que están en mal estado, el IMSS prefiere dejar de gastar 282 millones de pesos que tiene justamente para eso: es de risa loca. Porque le paga 31 millones de pesos al hijo de Manuel Bartlett, por unos ventiladores viejos.

Es el mismo IMSS, sin embargo, que tiró a la basura 18 mil millones de pesos de medicinas, en 134 millones de unidades de medicamentos, que se le echaron a perder en bodega: la mayoría en vacunas contra tuberculosis,  varicela y hepatitis A.

Un reportaje de Latinus encontró que, sólo en vacunas, el desastre fue criminal:

–698 mil dosis contra la tuberculosas

–63 mil dosis contra la varicela

–43 mil dosis contra la hepatitis

Lo que sucede es que ya Zoé Robledo no debería estar a cargo del IMSS, no porque sea mejor o peor funcionario, sino porque su cabeza está puesta en convertirse en gobernador de Chiapas.

Por mucho que sea el presidente el que decide quién es no candidato a gobernador, lo cierto es que el asunto lleva mucho trabajo sobre el terreno: ocupa tiempo y recursos, pues. Así que al IMSS debería ir alguien que tenga espacio para enfrentar sus retos.

Cómo está funcionando el IMSS, lo demuestra mejor Encuesta Nacional de Ingreso-Gasto de los Hogares:

–Cayó 70 por ciento la vacunación de niños, y regresaron enfermedades ya erradicadas: apenas tres de cada 10 menores tienen esquemas completos.

–Las familias incrementaron en 40 por ciento los gastos en salud.

–Los mexicanos con carencia en el acceso a los servicios de salud pasaron de 20.1 millones a 35.7 millones.

–No existe el flujo necesario de aspirinas, omeprazol, insulina, atorvastatina, amoxicilina, diclofenaco y ciprofloxacina.

–La salud pública consumía antes de este gobierno mil 600 millones de unidades de medicamentos; con este gobierno consume mil 200 millones: o sea, hay desabasto.

Y se caen lo elevadores.

ResponderReenviar