Para suerte de este gobierno, sus opositores no entienden que su límite es que no tiene límites. El lunes llevó a la OEA el lenguaje politiquero y de callejón que usa contra sus adversarios aquí: dijo que la sociedad civil es una bola de conservadores.

En la audiencia “Militarización de la Seguridad Pública en México”, la representante de México transmitió el mensaje oficial del Jefe del Ejecutivo: “Las organizaciones de la sociedad civil son arietes del conservadurismo de México y de otros países”.

Ojo: el sátrapa nicaragüense Ortega, aliado del gobierno mexicano, cerró 700 organizaciones civiles; de éstas, 487 de un tajo en junio. Pero la secretaría de Relaciones Exteriores se negó en la OEA a condenar esos actos represivos.

Tampoco condenó al dictador venezolano, Nicolás Maduro, por usar el Ejército para cerrar el Parlamento a los diputados opositores, ni por el asesinato de cinco mil 94 opositores políticos y la detención extrajudicial de tres mil 479.

El lunes, la OEA analizó la petición de más de una decena de organizaciones civiles, que consideran la existencia en México de una acelerada militarización de la seguridad pública, con el control de 26 instituciones civiles y parte de la economía.

La inquietud de las asociaciones civiles se resumió así:

Las evidencias hablan de que no ha dado los resultados esperados la militarización de la seguridad iniciada desde 2006. El ánimo es entablar un diálogo que no tiene que ver con izquierda ni derecha, ni con conservadores o liberales, sino respetar el estándar de los derechos humanos que es una política de dignidad, intrínseca a la personas”.

Pero eso sí calentó a la representante del gobierno mexicano, que respondió:

Este es el mensaje de mi presidente a los participantes en esta audiencia: dejen de servir, de simular y dejen de actuar como ariete del conservadurismo y de otros países del mundo”.

Mientras, en México se registran 15 asesinatos diarios, con un total de 131 mil 788 desde 2019. Y, este año, van casi 50 masacres, entendido por masacres cuando son ultimadas más de tres personas juntas. En 2021 fueron 62 y en 2020 fueron 71.

Entre las personas asesinadas van dos mil 505 mujeres, a un ritmo de 11 diarias, mientras que siete desaparecen, también diariamente. Además, desaparecen 700 personas al mes y van 31 mil desaparecidos en cuatro años.

¿Y qué hace el Ejército? Negocios. Es la mayor empresa del Estado. Con Grupo Olmeca, mueve 300 mil millones de pesos, y recibe del Presupuesto del erario diez veces más recursos que en el gobierno anterior, a un paso de  500 millones de pesos diarios.

Pero quienes critiquen la militarización son una bola de conservadores y simuladores.

Y háganle como quieran, que aquí mandamos nosotros.