Al menos con el fusilamiento de 17 en Michoacán, decían que no fue tal porque nadie gritó “apunten, fuego”. Con la masacre de 18 en Guerrero, ya ni asombro. La nota fue el desplante a Tatiana Clouthier.

Son 15 asesinatos diarios (131 mil 788 desde 2019). Pero la displicencia del gobierno ante eso, mató la capacidad de asombro de los mexicanos ante cualquier acto de violencia, por dantesco que sea.

Al propio Jefe del Ejecutivo le ganó la risa de embarazo y alarma (18 de septiembre de 2020) cuando mostró en su Mañanera la imagen de una matanza de ocho, durante un velorio en Cuernavaca.

Pero desde 2020 suman casi 200 masacres en el país, entendiendo por masacre cuando son asesinadas cinco o más personas a la vez que, en estos casos, son civiles, campesinos, policías y hasta niños.

En el registro de multihomicidios llevado hasta el 30 de junio pasado, sumaban 42 este año, con 306 muertos. Y el año pasado se registraron 62, en las cuales fueron ultimadas 436 personas.

Ya en 2020 había sido contada una masacre cada cinco días, para un total de 71, en las cuales fueron asesinadas 486 personas. Es decir, las masacres ya

están normalizadas.

Sin embargo, en esta normalización de la violencia que ahoga en sangre al país, hay que apuntarle un éxito político irrefutable al estilo de comunicación diario del presidente con sus gobernados.

Porque impuso en la imaginación colectiva su explicación sencilla de que la violencia de hoy es culpa de otros:

“Es fruto podrido de lo que sembraron durante muchos años en sexenios pasados, por la política neoliberal”.

Y tan tan, que pase Tatiana Clouthier.

Pero las estadísticas del propio gobierno son tétricas: hasta el 30 de septiembre iban 131 mil 788 asesinatos en menos de cuatro años de la actual administración. A nada de los 156 mil 66 de todo el sexenio pasado.

El despegue de la criminalidad es notorio, porque con:

–Carlos Salinas, se registraron 76 mil 767 homicidios

–Con Ernesto Zedillo, se registraron 80 mil 671

–Con Vicente Fox, se registraron 60 mil 280

–Con Felipe Calderón, se registraron 120 mil 463

Y este gobierno cuenta con más herramientas para detener la violencia, empezando, porque consiguió por mandato constitucional militarizar al país para enfrentar al crimen, algo que no tuvieron los otros.

Además, el Ejército recibe del Presupuesto diez veces más recursos que antes: 500 millones de pesos diarios, además de decenas de entradas de recursos más por empresas productivas que dirige.

Aunque no son sólo muertos: desaparecen 700 personas al mes y 31 mil en cuatro años.

Pero hasta a las buscadoras de desaparecidos matan. Esta semana asesinaron a Esmeralda Gallardo, en Puebla.

Sí: de espanto.