VOX en México

roy-campos1

Roy CamposNúmeros, Opinión y Política

La semana pasada el dirigente del desprestigiado partido político español VOX estuvo en México y algunos panistas tuvieron la “brillante” idea de llevarlo al Senado

Inicio utilizando una frase tomada de la cuenta de twitter de Xóchitl Gálvez: Con VOX ni a la esquina.

La semana pasada el dirigente del desprestigiado partido político español VOX estuvo en México y algunos panistas tuvieron la “brillante” idea de llevarlo al Senado, reunirse con él y firmar una carta “para detener el avance del comunismo (¡estamos en 2021!) en la Iberósfera” o algo así. Anoto mi opinión sobre este momento de la política en México.

1.- No sé si los estatutos de VOX sean el fascismo, el racismo, el machismo o todos los adjetivos que se le endilgan, pero sí sé porque lo presumen en redes, que muchos de sus simpatizantes (no sé si sean mayoría) utilizan argumentos y consignas ultraconservadoras, defensoras del fascismo, del franquismo y posturas francamente retrógradas. Tal vez sea injusto calificar a todo el partido con esos pecados, pero sí se le puede reclamar no deslindarse de esas posturas e incluso tolerarlas sin problema. Por ello, y no por sus estatutos, rechazo a VOX y me preocupa su crecimiento en España y su presencia en México.

2.- Sé que en México hay muchas personas que coinciden con esos miembros (los fascistas pues) de VOX, solo espero que no sean mayoría y no impongan su forma de ver el mundo; los que recibieron al dirigente de VOX (al que me niego a nombrar como Harry Potter se negaba a nombrar a Voldemort) no son el PAN, respeto que piensen como quieran pensar y que firmen lo que quieran, me atrevería a pensar que le hace bien al país que exista diversidad de opiniones aunque no comulgue con ellos, pero es un hecho que ese grupo que lo recibió tomó la decisión política de llevarlo al Senado, firmar esa carta (que es poco importante) y difundir en las cuentas oficiales de redes sociales de la fracción parlamentaria del PAN con orgullo su reunión y una fotografía que quedará como mancha de muchos de los ahí presentes. ¿Cómo lo lograron? Fácil, el anfitrión fue justo el coordinador de la bancada y tomó la decisión de utilizar recursos públicos para difundirlo.

3.- Acepto que la mayoría de los senadores de ese partido, del PAN, no estuvieron en la reunión; que muchos se deslindaron; que muchos simpatizantes ya reclamaron; que el partido afirmó que ellos no lo invitaron, y que el coordinador anfitrión salió a decir que las firmas no significaban compromisos y que se hicieron a título personal. Las dos cosas son ciertas, la carta no significa nada, firmada o sin firmar, y los que firmaron lo hicieron a título personal, pero creo que no ha entendido nada. ¡El problema no es la carta, sino con quien se reunieron para firmarla! El problema es la imagen que cierta o no, tiene VOX de racista, machista, xenófobo; el problema es que inevitablemente se ligaría a su partido, el PAN, con VOX; el problema es que lo que hicieron daña a su partido, el problema es que nadie dimensionó a no les importó el daño que pueden hacerles en este momento donde intentan encabezar un frente para enfrentar al presidente y a Morena; el problema es que le entregaron armas a sus adversarios; el problema es que metieron en otro problema a su partido ¿los expulsa? ¿les hace una reprimenda pública? ¿cambia de coordinador en el Senado? Y esta decisión la tiene que tomar un presidente interino porque Marko Cortés pidió licencia para su campaña de reelección. Puros problemas.

4.- Reitero, no sé si en sus estatutos VOX sea un partido fascista, pero sé que hay simpatizantes del fascismo y que ellos parecen simpatizar con VOX; de la misma manera la reunión en México sirvió para mostrar que la ultraderecha en México existe, no sé su tamaño, pero parece que algunos están activos políticamente en el PAN, y eso no pueden ignorarlo, ni el partido ni nadie, porque la experiencia con Trump o con Bolsonaro nos enseñó hasta donde pueden llegar si nos descuidamos.

COLOFÓN: Y para acabarla, el Voldemort de esta historia agradece en redes sociales la invitación y agrede a nuestro país escribiéndolo como Méjico, así, con “j” en pleno mes de la independencia de México, de un México con “x” aunque ese señor no lo acepte.

Menú de accesibilidad