Roberto Sandoval, otro caso de cínica corrupción


manuel-ajenjo1

Manuel AjenjoEl Privilegio de Opinar

El 6 de julio del año pasado, publiqué mi columna con el encabezado: “Roberto Sandoval Castañeda, ¿será detenido aquí o en el extranjero?”: Lo escribí en razón de que estaba reciente la detención, en Guatemala, de Javier Duarte, exgobernador de Veracruz; y en Panamá, la de Roberto Borge, exgobernador de Quintana Roo. Tenía —y tiene— el estatus de pendiente el arresto de César Duarte, exgobernador de Chihuahua, que, al parecer, anda a todo galope por El Paso, Texas, sin que nadie lo moleste.


El 6 de julio del año pasado, publiqué mi columna con el encabezado: “Roberto Sandoval Castañeda, ¿será detenido aquí o en el extranjero?”: Lo escribí en razón de que estaba reciente la detención, en Guatemala, de Javier Duarte, exgobernador de Veracruz; y en Panamá, la de Roberto Borge, exgobernador de Quintana Roo. Tenía —y tiene— el estatus de pendiente el arresto de César Duarte, exgobernador de Chihuahua, que, al parecer, anda a todo galope por El Paso, Texas, sin que nadie lo moleste.

En la columna aludida, sugerí que la Procuraduría General de la República (PGR), le pusiera marcaje personal a Sandoval Castañeda, para evitar que, como en el caso de los tres antes mencionados, se les fuera viva la paloma o el gavilán. En esa fecha, el nayarita tenía en la Subprocuraduría Especializada en la Investigación de Delitos Federales (SEIDF) una denuncia por enriquecimiento ilícito, interpuesta por el diputado federal Guadalupe Acosta Naranjo y el presidente municipal, con licencia, de Tepic, Leopoldo Domínguez, a la que se unieron legisladores y dirigentes del PAN, PRD, PT y Morena.

En la ocasión señalada escribí al respecto: “ya está en la mira de la dependencia encargada de impartir justicia. Pero entre estar en la mira y decir: mira, ya lo atrapamos, hay una distancia de 17 hectáreas, que es lo que mide el rancho que el gobernador nayarita posee en San Blas, donde tiene un criadero de caballos y ganado porcino y bovino, una casa y un lago artificial. Cuando llegó al cargo que hoy ostenta aseguraba no tener más propiedades que una casa en Guadalajara, comprada con un crédito de 2 millones de pesos”. En seis años, de manera inexplicable, Sandoval Castañeda se hizo propietario de inmuebles urbanos, ranchos y caballos. Se habla de una asociación delictuosa entre César Duarte y Sandoval para apropiarse de 12,000 cabezas de ganado neozelandés comprado con dinero federal.

El 3 de agosto, mes y medio antes de que terminara su período gubernamental, volví al tema. En mi escrito evoqué la fuga de la trinca del trinque, es decir la tercia de goberladrones multicitada, quienes, al igual que Roberto Sandoval, desde antes del final de sus gobiernos tenían acusaciones y sospechas de enriquecimiento ilícito y, sin embargo, la institución a la que los mexicanos llamamos cariñosamente “la pinche procu”, se hizo como la mamá del muerto —pendeja para no dar café— y los tres pájaros de cuenta (uno más nalgón que los otros) volaron. Hice ver que esta indiferencia, cómplice, de la justicia federal podría repetirse en el caso de Sandoval de quien recordamos que tuvo como cercanísimo colaborador al ex fiscal estatal, Edgar Veytia, que actualmente está preso en San Diego, California, acusado de tráfico de drogas.

A menos de un mes del término de su mandato, cuando el nayarita se preparaba para asistir en Los Ángeles, California, a la Feria del Caballo Español, las autoridades de Estados Unidos le cancelaron la visa de entrada a su país por considerarlo sospechoso de tener nexos con el crimen organizado.

Manuel Cota Jiménez, candidato de la coalición Nayarit de Todos, formada por el PRI, el Verde y Nueva Alianza, perdió la elección del pasado 4 de junio del 2017. Ganó Antonio Echeverría García, candidato de la coalición Juntos por Ti, formada por el PAN, el PRD, el PT, y la organización partidista regional: Partido de la Revolución Socialista. (Esta alianza bien pudo llamarse: Perros y Gatos en un Costal). El punto es que Sandoval no logró poner a un sucesor, correligionario, que le cubriera la espalda. Por esta razón, lo que hasta ahora no ha hecho la PGR lo está realizando la Fiscalía de Nayarit, misma que desde principios de marzo y hasta el pasado sábado ha asegurado seis propiedades del ex ejecutivo estatal, como medida precautoria por la investigación que sigue contra él por enriquecimiento ilícito.

El primer aseguramiento ejecutado por la Fiscalía nayarita fue el de un inmueble donde se ubica la Fundación Ríe, en la colonia Pedregal de San Juan, en Tepic, en el que se ofrecen sesiones de equinoterapia para niños con capacidades diferentes. La fundación está a cargo de Alejandra Sandoval López, hija del exgobernador; entre los socios se encuentran Saúl el Canelo Álvarez y Hugo Sánchez Sandoval, sobrino de Sandoval Castañeda, su hombre de confianza y palafrenero en actos de corrupción, asesinado en Tepic al día siguiente de que su tío dejara la gubernatura.

A pesar de los cargos que pesan sobre su finísima persona, don Roberto (¿robaharto?) no ha realizado la graciosa huida como sus tres colegas tricolores multicitados —por la justicia y por el redactor—. El señor Sandoval está presente para defender su buen nombre. Por medio de su abogado y de su cuenta de Facebook, nos ha hecho saber que él es limpio y transparente y que el tiempo pondrá todo en claro, Ahora resulta que la madre Teresa de Calcuta, comparada con el nayarita, es una chica de Sullivan.

POSTDATA

A propósito, como ejercen su oficio en la calle Sullivan, donde está el edificio de Teléfonos de México, todas las que ahí se paran son consideradas, por este detalle, call girls.

[email protected]

  1. ¿Coordinadores estatales o virreyes?

    En el papel suena muy bien. Es un auténtico cambio en la forma de gobernar; por lo tanto cumple con la expectativa que generó que la población votara por Andrés Manuel López Obrador. Me refiero a la creación de los coordinadores estatales de Programas para el Desarrollo de la Presidencia de la República. Serán 32 personas —una por cada estado de la República— designadas por el Primer Mandatario con el fin de que sean ellos los que certifiquen que los recursos federales lleguen, íntegros y sin intermediarios, a los gobiernos de los estados y que se gasten de manera correcta para cumplir con los programas y con las obras para las que fueron asignados.

    Continuar leyendo