Retazos con hueso


manuel-ajenjo1

Manuel AjenjoEl Privilegio de Opinar

A las lectoras y los lectores afiliados a esta columna —afortunadamente las y los hay— no les parece extraño el título de la misma usado para hoy.

A las lectoras y los lectores afiliados a esta columna —afortunadamente las y los hay— no les parece extraño el título de la misma usado para hoy.

Utilizo esta frase carnicera, cuando me propongo abordar en mi escrito varios temas.

Antes, les comunico a las lectoras y los lectores de nuevo ingreso, que el que pergeña este trabajo periodístico es un ciudadano de a pie. No soy especialista en el análisis político; emito mi irónica opinión sobre los acontecimientos que suceden en nuestro querido país, desde la óptica de un simple e ingenuo mortal.

Además, acepto todo tipo de críticas hacia mi trabajo con la condición de que quienes critiquen lo escrito no aprovechen la manifestación de su juicio —a algunos, esta columna, les parece mamilísima; otras y otros dicen que no está tan mal— para desahogar sus frustraciones, odio o racismo. Eso es lo ideal, pero si mi trabajo a alguien le sirve para, a través de enjuiciar mi columna, hacer un ejercicio de catarsis que lo haga. Nada más no salpiquen.

Por último, el autor notifica a su amable clientela que él no pertenece a partido político alguno, que ama a su patria —su belleza es inasible— y que estoy en contra de la corrupción, la impunidad y la simulación que tanto daño le han hecho a nuestra nación. Mis preferencias, en cuestiones ideológicas, se identifican con el anarquismo, el bueno, el bien interpretado, aquel que predica que mis derechos terminan donde empiezan los tuyos y que tu brazo termina donde empieza mi nariz; la filosofía que propone la abolición del Estado entendido como monopolio de la fuerza.

En una ocasión un grupo de utópicos compañeros de ideales nos reunimos para fundar el APA (Asociación Partidaria del Anarquismo); no pudimos organizarnos porque ninguno de los militantes aceptamos ser dirigentes.

 

HUACHICOLEROS CON “U”

Por medio de la columna “Caja Fuerte”, que publicó Luis Miguel González —éste sí sabe— director de El Economista, me enteré, con coraje y pesadumbre que durante el sexenio que ya mero —#YoMero— termina, el robo de combustible a Pemex ya alcanzó los 30,000 millones de pesos: el cuádruple de los 7,400 millones que en ese material se robaban al empezar el gobierno de Enrique Peña Nieto. Lo escrito por nuestro director es espeluznante. Al robo de combustible no le han afectado las estrategias que puso en marcha Pemex. Pregunto yo: ¿cómo le va a afectar si el encargado de ponerlas en práctica está, según parece, del lado de los malandros?

Transcribo, para que reflexionemos, el sumario de la columna aludida: “Pemex ha despedido personal por el hurto de combustible, pero ¿por qué no los mandó a la cárcel? Pemex es una gran víctima, pero es una víctima con asteriscos…”.

 

EL BRONCO, ¿Y LOS DEMÁS?

El Instituto Nacional Electoral (INE), en un principio, acreditó que tres de los aspirantes a estar en la boleta electoral del 1º de julio como candidatos independientes a la Presidencia de la República: Margarita Zavala, Jaime el Bronco Rodríguez Calderón y Armando Ríos Piter violaron las normas de selección. El propio INE echó para atrás su veredicto respecto a la candidatura de Margarita Zavala, la cual aprobó. Días después, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) echó para atrás el dictamen del INE y admitió la candidatura del Bronco. Asimismo, se puso un plazo de 10 días para estudiar el caso de Ríos Piter. Definitivamente, quedaron fuera, la doctora en medicina tradicional Marichuy Hernández Patricio y el periodista Pedro Ferriz de Con; por jugar limpio quedaron fuera.

Me dice un cuate que, al parecer, sabe del asunto de la grilla: “la estrategia fraguada en las altas esferas es que Margarita le quite votos a Anaya y el Bronco a AMLO, sobre todo, en el norte del país. Esperan que esos votos caigan en el candidato del tambaleante sistema, José Antonio Meade”. ¡No, hombre, unos genios!

¿Le darán la candidatura a Ríos Piter con la esperanza de que le quite votos, principalmente en Guerrero, a López Obrador? ¿Saben ustedes lo que cuesta en dinero y tiempo hacer el cambio de cuatro a cinco y de cinco a seis candidatos en las boletas electorales?

 

MUJER HECHA Y DERECHA

Hasta el momento, para mí, lo más agradable de las aburridas campañas electorales es la aparición de Tatiana Clouthier, inteligente y carismática señora, consejera fundadora de la organización ciudadana Evolución Mexicana, que como coordinadora de la campaña de López Obrador ha dado muestras de tener razonamiento, sensibilidad, serenidad y tamaños para asuntos mayores. Aúna a lo antes dicho un, desacostumbrado en política, sentido del humor. Una muestra: en la mesa de los martes en Al Despertar con Carlos Loret de Mola, cuando el conductor le preguntó su opinión sobre la aprobación, por parte del TEPJF, de la candidatura de Jaime Rodríguez Calderón, Tatiana contestó —cito de memoria—: “Déjame asimilarlo, apenas fue en la madrugada”. En la segunda intervención sobre el mismo tema dijo —vuelvo a citar de memoria—: “En lo personal, imagínate lo bien que me cae que el Bronco no gobierne Nuevo León para seguir en campaña. Vivo en Monterrey”.

[email protected]