Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Panorama económico global 2021: luz al final del túnel

joaquin-lopezdoriga-jr1

Joaquín López-Dóriga OstolazaSin Fronteras

El recién concluido 2020 comenzó con lo que se percibía como un panorama económico menos incierto que el del 2019

El recién concluido 2020 comenzó con lo que se percibía como un panorama económico menos incierto que el del 2019. Esta percepción estaba fundamentada en un entorno más claro sobre el rumbo de la política monetaria en Estados Unidos, donde se esperaba que las tasas se mantuvieran sin cambio y una menor incertidumbre sobre la guerra comercial entre EU y China ante la firma de la primera fase de un acuerdo comercial entre ambas potencias.

En este contexto, los expertos vaticinaban un buen año en términos de crecimiento económico para la economía global, con una ligera aceleración del ritmo de crecimiento de 2.9% del 2019 a 3.3% en el 2020.

Sin embargo, la propagación de la pandemia del Covid-19 de Asia a principios de año hacia Europa y posteriormente al resto del mundo provocó una crisis sanitaria y económica inédita. Los especialistas anticipan que la economía global se contraiga alrededor de 4% en el 2020, el peor desempeño desde la Gran Depresión de los años treinta del siglo pasado y su primer retroceso desde el 2009.

Dado que la economía global gozaba de buena salud previo a la llegada del Covid-19 y que la recesión global fue provocada por un choque externo de carácter temporal, la expectativa de los especialistas es que el 2021 muestre una importante recuperación en la actividad económica a nivel global.

Esta expectativa es altamente dependiente de la capacidad de implementación de un esquema efectivo y ágil de vacunación a nivel global que permita la normalización de ciertas actividades económicas. Sin embargo, aunque el carácter del choque pudo haber sido temporal, muchas de las secuelas podrían durar muchos años, especialmente en las regiones y países donde no se aplicaron medidas de estímulo económico para evitar daños permanentes a las fuentes de empleo.

Suponiendo que el despliegue global de la vacuna se da de manera eficaz y que las medidas de estímulo fiscal y monetario prevalecen, el consenso de especialistas anticipa que la economía global podría crecer cerca de 5 por ciento. La expectativa es que esta recuperación ocurra de manera muy dispareja, impulsada principalmente por las economías emergentes de Asia y en concreto China e India que podrían crecer a tasas superiores a 8 por ciento.

Por otro lado, el consenso de expectativas espera que la economía de Estados Unidos crezca cerca de 4% mientras que la eurozona y Japón podrían crecer 5 y 2.5%, respectivamente.

El timing de la recuperación también podría ser muy disparejo, dándose principalmente hacia la segunda mitad del año cuando el despliegue del esfuerzo de vacunación haya alcanzado una masa crítica suficiente para garantizar una reducción significativa en las medidas de distanciamiento social.

Claramente, el principal riesgo a la recuperación esperada es un rezago en el despliegue del esfuerzo global de vacunación, que, aunado al fuerte incremento en el número de casos observado en el cierre del 2020, podría obligar a los gobiernos a reestablecer restricciones a la actividad económica como recientemente ha sucedido en Reino Unido. Aunque después de un trágico 2020 hay luz al final del túnel, todavía falta un trecho para alcanzar esa luz.

Menú de accesibilidad