Ojo, con la invasión a lo que quede del aeropuerto


RubenCortes

Rubén CortésCanela fina

¿Qué resultado tendrá la consulta sobre el aeropuerto? Se puede colegir que ganará la opción de ampliar el de Santa Lucía

¿Qué resultado tendrá la consulta sobre el aeropuerto? Se puede colegir que ganará la opción de ampliar el de Santa Lucía y no acabar la construcción del actual. ¿Por qué? Porque el de Santa Lucía es el favorito del próximo gobierno, y el presidente electo nunca perdió una consulta.

Hay mensajes:

  • El ganador de la pasada elección se opuso siempre al proyecto del aeródromo cercano a Texcoco, impulsado por la actual administración, y durante la campaña anunció que lo cancelaría, al igual que la Reforma Educativa y… esta ya la tumbó.
  • Ayer, el nominado secretario de Comunicaciones y Transporte del nuevo gobierno, adelantó que la ampliación de la base militar de Santa Lucía funcionaría si disminuyeran las frecuencias de llegada y salida de vuelos.
  • Se desconoce cómo será la consulta, pero el presidente electo perfeccionó las telefónicas, durante su Gobierno en el DF. Por ejemplo, en la 2002, para ver si seguía en el cargo o renunciaba recibió en dos días 658 mil 995 llamadas de apoyo y solo 32 mil 624 en contra.

Con lo anterior, se puede intentar un ejercicio de razonamiento a partir de hechos, indicios o de un principio general. Intentémoslo entonces: gana la opción de ampliación las pistas de Santa Lucía, para que funcionen paralelamente con la terminal Benito Juárez.

¿Qué sucedería con las construcciones realizadas en el aeropuerto cercano a Texcoco? Porque el edificio de servicios ya cuenta con sistema eléctrico, sanitarios y aire acondicionado, y en la torre de control se levantaron los muros interiores y la losa del primer nivel.

Una consecuencia sería que, esos espacios, sean invadidos para uso de vivienda por parte de miles de familias que, luego, son usadas en masa como clientela electoral, transportadas a actos proselitistas y hasta como fuerza de choque contra opositores de sus beneficiarios.

Por ejemplo, el sismo magnitud 7.3 registrado ayer en Venezuela, inclinó 45 grados los últimos cinco pisos de la Torre de David: edificación que, antes de que iniciara el chavismo, sería el Centro Financiero Confinanzas, y era el octavo rascacielos más alto de América Latina, con 45 pisos.

Sin embargo, por falta de recursos (con la instauración del Socialismo del Siglo 21), los constructores la abandonaron y, lo que ya estaba construido, fue invadido por adeptos al chavismo, impelidos por la escasez de viviendas y las políticas de expropiación de edificios.

Aquí, una explicación que se agradecería por parte del nuevo gobierno, es qué piensa hacer con lo ya edificado del nuevo aeropuerto si éste pierde la consulta ciudadana. Incluso, sería ideal que incluyese una propuesta en su consulta. Para ir engrasando el estilo de democracia participativa.

Y el poder del pueblo.

Por Rubén Cortés