Nocturno del Triángulo Norte

hector-aguilar1

Héctor Aguilar CamínDía con día

Un texto extraordinario a propósito de la crisis histórica que sacude a los países del Triángulo Norte de Centroamérica: El Salvador, Honduras y Guatemala

Joaquín Villalobos, colaborador de El País, consultor en procesos internacionales de paz, ex guerrillero salvadoreño, ha escrito un texto extraordinario a propósito de la crisis histórica que sacude a los países del Triángulo Norte de Centroamérica: El Salvador, Honduras y Guatemala.

Es una crisis múltiple. Cada una de sus dimensiones sería suficiente para poner en peligro la estabilidad de un país o de una región. Todas juntas, convergentes en el espacio y en el tiempo, explican el éxodo que fluye de aquellos países hacia el norte, a través de México, buscando una puerta de salida en Estados Unidos.

Las cuatro fuentes del nocturno centroamericano, según Villalobos, son “la explosión demográfica, los Estados débiles que han perdido autoridad en territorios donde viven millones de pobres, el bloqueo a la microeconomía por la delincuencia y las crisis de gobernabilidad sistemáticas”: Los muros del Triángulo Norte (https://www.nexos.com.mx/?p=43589).

El factor demográfico es uno de los factores más sorprendentes. Resulta de un largo relajamiento en la planeación familiar de la región. El ascenso combinado de la democracia y, dentro de esta, de movimientos religiosos contrarios a políticas preventivas de educación sexual, embarazos adolescentes no buscados y contención demográfica, dio lugar en los últimos años a un aumento demográfico que ni el sistema educativo ni el económico pueden absorber.

La tasa de natalidad en el Triángulo Norte es de las más altas del continente. Guatemala tiene la mayor de Latinoamérica con 26.6 por cada mil habitantes. El Salvador 19.1, Honduras 23.4.

En Guatemala nacen 416 mil niños cada año. El Salvador es el país más densamente poblado de Latinoamérica, con 313 habitantes por km2.

En los últimos 40 años, la población de la región creció de 18 a 40 millones. Los pobres del campo migraron a las ciudades y crearon los bolsones de pobreza urbana y semiurbana donde reina el crimen.

El rechazo a la “educación sexual de los jóvenes y la inexistencia de campañas de distribución de métodos anticonceptivos”, dice Villalobos, hizo crecer y estallar “la bomba centroamericana”.

Esa es la “onda expansiva que está matando gente en los barrios pobres del Triángulo Sur o lanzándolos a morir ahogados en la frontera norte de México”.

 

[email protected]

  1. El misterio del gas

    El gas natural licuado que se pretende regasificar en Paraíso para inyectarlo a la península tiene un precio de 6 dólares por millón de BTUs, misteriosa unidad de medida energética que me han explicado inútilmente varias veces

    Continuar leyendo