VOX —el franquismo— y la mujer

manuel-ajenjo1

Manuel AjenjoEl Privilegio de Opinar

Una de las características de la ultraderecha es que se sienten dueños de la “verdad absoluta”, por lo tanto lo que ellos establezcan es una ley universal

VOX nació en el 2013, con el apoyo de la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES). Fue una escisión ultraderechista del de por sí derechista PP —Partido Popular—. En mi opinión, VOX es una organización anacrónica que se arroga la representación de 700 millones de personas que forman parte de la “iberósfera”, otra atribución sin mayor respaldo que la ocurrencia del neologismo que probablemente signifique “esfera propia de los países de la Península Ibérica (España y Portugal) y naciones donde se hablen los idiomas español y portugués”, sin que haya habido un mínimo convenio político de por medio.

Una de las características de la ultraderecha es que se sienten dueños de la “verdad absoluta”, por lo tanto lo que ellos establezcan es una ley universal. Santiago Abascal ha dicho que el gobierno actual de España es el peor en 80 años con lo cual se ha revelado como un nostálgico de la dictadura franquista.

VOX está en franca confrontación con el presidente del Gobierno español Pedro Sánchez y su pacto con el partido Unidas Podemos; una coalición electoral de varias organizaciones de izquierda. La modificación del género femenino por el masculino se realizó como un reconocimiento a la lucha del movimiento feminista.

Pedro Sánchez, ha asegurado, de manera hiperbólica, en el Congreso que VOX desea una España “grande, única y libre” en alusión a uno de los lemas más usados por el generalísimo Francisco Franco (el funeralísimo le apodó el poeta Rafael Alberti).

Inclusive VOX ha regresado al lenguaje agresivo del franquismo contra la oposición y a declararse anticomunista como si viviéramos en la guerra fría. Han vuelto los desfiles paramilitares, actos religiosos con banderas franquistas y cánticos de cara al sol. Se persigue con violencia a las comunidades feministas y LGBT.

Por eso ha causado escozor que en México el PAN, por conducto de Julen Rementería, recibiera al líder Abascal y lo llevara a la Cámara de Senadores acompañado de 14 senadores panistas 9 de ellas mujeres; así como cuatro diputados, dos mujeres y dos hombres, dos del PAN y dos del PRI. He querido enfatizar a la mayoría de mujeres que acudió porque tal vez, éstas ignoren el trato que el franquismo dio a la mujer.

Para contrarrestar el que la república hubiera permitido el voto femenino y el divorcio, al llegar Franco al poder se le dio fuerza a la falangista Sección Femenina y al Auxilio Social, cuyo objetivo hasta 1977 fue la tutela emocional de la mujer española. Reducirlas a su papel de madres y esposas. Con la ayuda del escritor Benjamín Prado, señalaré algunos de los conceptos de comportamiento que obligaba el franquismo al género femenil: “El temperamento femenino se manifiesta en dos únicas virtudes: la abnegación y el silencio. Vosotras no tenéis que tener más que obediencia, fortaleza y fe (…) En lo que respecta a la posibilidad de relaciones íntimas, es importante recordar tus obligaciones matrimoniales: si él siente la necesidad de dormir, que así sea, no lo presiones ni estimules. Si tu marido sugiere la unión, entonces accede humildemente, teniendo siempre en cuenta que su satisfacción es más importante que la de la mujer. Cuando alcance el momento culminante, un pequeño gemido tuyo será suficiente para indicar cualquier goce que hayas podido experimentar”.

Por último quiero hacer una sugerencia, si ellos insisten en escribir Méjico, con jota, rescoldo de la sumisión con la que les gustaría tratarnos, que nosotros escribamos y digamos VOJ, que no significa nada. Sugiero hacerlo nada más por joder que sí se escribe con J.

Temblor

Si usted se pone nervioso por los temblores, usted sufre de Nervio-sismo.

-¿Dónde te agarró el temblor?

-En las rodillas.

-¿Qué hiciste cuándo terminó el temblor?

-Me vestí y me fui a mi casa.

Consigna: Chilango que se respeta no se asusta con sismos menores de 7.5 grados.

Menú de accesibilidad