Los intereses electorales en el Senado

jose-fonseca1

José FonsecaCafé Político

Es una ingenuidad suponer que los intereses electorales de los partidos serán ajenos a las discusiones de cualquier asunto, por nimio que sea, entre las bancadas del Senado de la República, lo cual ineludiblemente retrasará los nombramientos pendientes.

Es una ingenuidad suponer que los intereses electorales de los partidos serán ajenos a las discusiones de cualquier asunto, por nimio que sea, entre las bancadas del Senado de la República, lo cual ineludiblemente retrasará los nombramientos pendientes.

Ayer, el bloque legislativo de los senadores del Frente Ciudadano por México, procedieron a sabotear, a reventar, según los cronistas parlamentarios, la sesión en que se pretendía aprobar el texto de la convocatoria a los aspirantes a la Fepade.

Censurable, sí, por supuesto, pero resignémonos. De hoy en adelante, nada avanzará en el Congreso, pues habrá maniobras y contramaniobras, todas, parte de las tácticas propagandísticas para una campaña por la Presidencia que, digan lo que sea, trabará los trabajos legislativos.

EL INELUDIBLE CUMPLIMIENTO DE LA LEY

Ante airados reclamos por la destitución de Ariel Moreno Rivera, delegado en Venustiano Carranza, en Ciudad de México, el presidente de la Suprema Corte de Justicia Luis María Aguilar hizo severa advertencia a todas las autoridades, de los tres niveles de gobierno.

Subrayó el deber que tienen las autoridades de respetar las decisiones del Poder Judicial, sobre todo en materia de amparo, por ser las primeras obligadas a respetar las leyes de la República.

Advirtió que, si las autoridades no respetan las leyes, el Estado de Derecho sería una ficción, y los fallos del Poder Judicial no valdrían ni el papel en que están impresos.

LOS “INDEPENDIENTES PRESIDENCIABLES”

En afán de no ser acusado de obstaculizar a los aspirantes a candidaturas presidenciales “independientes”, el Instituto Nacional Electoral flexibilizó la aplicación de teléfonos móviles para la recolección de firmas y amplió el plazo para dicha tarea.

Los “independientes” y quienes creen fervientemente en dicha figura, reclaman que la legislación vigente pone insalvables obstáculos para quienes aspiran a la Presidencia de la República sin militar en ningún partido.

Lo cierto es que en todas las democracias se alzan barreras, unas más altas, otras no tanto, para evitar que haya candidatos que bajo el disfraz de “independientes” llevan al gobierno a alguien con muchos recursos que, simplemente, se compre la participación en la elección nacional.

NOTAS EN REMOLINO

A la hora de pergeñar estar líneas la Cámara de Diputados había aprobado en lo general el presupuesto de egresos, el gasto federal para 2018. Y discutían las reservas innumerables que habían presentado las bancadas… Por cierto, el presupuesto incluye una partida de 150 millones de pesos para los gastos que haga el Presidente Electo, el ganador de la elección del próximo julio, en el período de transición hasta la toma de posesión… El bloqueo de Morena a la ley de reconstrucción de Ciudad de México, igual que algunas manifestaciones callejeras de damnificados tienen el objetivo político de exacerbar y explotar la explicable impaciencia de los afectados por los sismos… El senador perredista Luis Sánchez urge a que se designe al próximo gobernador del Banco de México. Una manera indirecta de presionar al proceso priísta de escoger candidato presidencial… En este espacio de advirtió de la ofensiva morenista para hacerse del control en el Instituto Politécnico Nacional. Empezaron las marchas promovidas por los alumnos y profesores afines a ese partido… Dicen que en México se lavan 58 mil millones de dólares anuales procedentes del narcotráfico. Quién sabe. Sólo una pregunta. Tal suma es casi la mitad del presupuesto anual del gobierno federal. Y, si ingresa a la economía, ¿Por qué no aumente la tasa de crecimiento del PIB?…

  1. El gabinete al final de un sexenio

    Contaba un ex presidente, de los nostálgicos tiempos del presidencialismo del siglo pasado, que al final del sexenio los miembros del gabinete ya no atendían con la misma diligencia los asuntos de sus respectivos despachos.

    Continuar leyendo