Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Los hispanos en la elección de EU

leopoldo-gomez2

Leopoldo GómezTercer Grado

Si en estos dos meses que faltan para la elección Biden no redobla sus esfuerzos para movilizar a los hispanos, podría perder, igual que Clinton, estados cruciales para la victoria en caso de una elección cerrada

En una elección cerrada, los hispanos —ahora la principal minoría electoral— podrían definir el resultado. Unos cuantos puntos más de este grupo a favor de Hillary Clinton en estados clave le habrían hecho ganar la presidencia. Después de casi cuatro años de políticas antiinmigrantes y frente a la crisis del covid-19, se asume naturalmente que esta vez los hispanos darán la victoria a Joe Biden.

Lo cierto es que ni la migración es el tema de mayor prioridad para todos los hispanos ni todos ellos simpatizan con los demócratas. Siempre ha habido latinos que apoyan a los republicanos. Trump obtuvo aproximadamente 28 por ciento del voto de este segmento.

De acuerdo con estudios académicos, una parte importante de los hispanos que votaron por Trump estaban a favor de la deportación de inmigrantes ilegales. Pero incluso para quienes se preocupan por la migración, no siempre es este el tema que determina su voto. Otros asuntos clave tienen que ver con la economía, la salud y la educación.

El género, la edad, el nivel de ingresos, el país de procedencia y el número de generaciones que los separan de sus países de origen, son factores que, solos o combinados, marcan sus preferencias electorales.

Con todo, es cierto que los hispanos votan mayoritariamente por los demócratas; de ahí la insistencia en que este partido atraiga y movilice a dichos electores. El esfuerzo que se requiere es mayor al que hizo Clinton, quien, si bien ganó este voto, no igualó las tasas de participación ni los porcentajes de Obama en su momento.

La pandemia y su desproporcionado impacto en los hispanos complica cualquier estimación de participación electoral, aunque tal vez el factor más importante será su percepción del candidato demócrata.

Aunque Biden ya presentó un programa para la comunidad latina, no ha logrado el entusiasmo que Bernie Sanders generó en las primarias. Hasta hace poco, las encuestas todavía mantenían al candidato debajo de las preferencias electorales que alcanzó Clinton.

Si en estos dos meses que faltan para la elección Biden no redobla sus esfuerzos para movilizar a los hispanos, podría perder, igual que Clinton, estados cruciales para la victoria en caso de una elección cerrada.

Menú de accesibilidad