Los amigos de Pepe


alberto-aguirre1

Alberto AguirreSignos vitales

Son 37 los integrantes de la coordinación de campaña de José Antonio Meade Kuribreña que aparecen en la fotografía difundida a principios de esta semana. Cuatro equipos distintos, que se fusionan y colaboran para afrontar la elección más difícil que cualquier abanderado del PRI a la Presidencia haya tenido.

Son 37 los integrantes de la coordinación de campaña de José Antonio Meade Kuribreña que aparecen en la fotografía difundida a principios de esta semana. Cuatro equipos distintos, que se fusionan y colaboran para afrontar la elección más difícil que cualquier abanderado del PRI a la Presidencia haya tenido.

Pepe llamó a aliados antiguos, de sus épocas estudiantiles. Y también, a un puñado de jóvenes que se han formado a su lado, en el servicio público. En paralelo trabaja un bloque de políticos experimentados, están vinculados a Dionisio Meade, quien es una presencia importante en este proyecto político. Y además está el “equipo Pinos” —encabezado por Aurelio Nuño y Alejandra Lagunes— que se complementa con la estructura de Enrique Ochoa Reza.

Los amigos del Olinca —Fernando Vázquez Rigada y los hermanos Mendoza Davis— fueron los primeros en integrarse al equipo meadeadista que comenzó a trabajar por la candidatura presidencial, en el verano del año pasado.

En Chimalistac, los Meade Cuevas eran anfitriones de las sesiones de trabajo que tenían como moderadores a Vanessa Rubio, José Antonio González Anaya y Virgilio Andrade, quien junto con Jaime González Aguadé y Abraham Zamora se cuenta entre los exitamitas más cercanos al abanderado ciudadano.

Ernesto Cordero Arroyo también es un amigo leal, desde entonces. Su cercanía con Meade es asunto público, al grado que el coordinador de los senadores del PAN, Fernando Herrera Ávila, lo emplazó a una definición: el presidente del Senado de la República tiene que analizar si queda en ese cargo, con una posición de equilibrio, o si quiere hacer campaña a favor de José Antonio Meade. Si opta por esto último, “que se vaya al comité de campaña”, insistió.

González Aguadé dejó la presidencia de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para integrarse al primer equipo de su amigo José Antonio Meade, con la intención de convertirse en el enlace entre el abanderado presidencial y la clase empresarial. La estructura partidista, a cargo formalmente de la diputada Adriana Fuentes Téllez, y la coordinación de campaña han obstaculizado su despliegue, en el que cuenta con el respaldo incondicional de Alejandro Ríos Camarena-Rodríguez.

Los hombres de negocios entienden que González Aguadé es un buen enlace con el abanderado priista, quien verá reforzadas sus tareas con la incorporación de Julio César Guerrero Martín a la coordinación de Operación y Vinculación del equipo de Aurelio Nuño Mayer.

Egresado —como el exsecretario de Educación— de la Ibero, Guerrero Martín lleva casi una década en el equipo meadeadista, pues lo ha acompañado en dependencias como Hacienda, Relaciones Exteriores y Desarrollo Social.

En la SHCP estuvo a cargo de la vinculación con los gobernadores y ahora, para la campaña, le han pedido retomar esos nexos, así como fortalecer el vínculo con la red de empresarios que articuló cuando se desempeñó como jefe de la Oficina del secretario.

Ese grupo compacto está encabezado por Vanessa Rubio y está completado por Ignacio Vázquez Chavolla, Emilio Suárez y Fernando Galindo Favela. Un colectivo que tiene su origen en el extinto Banrural y al que también pertenecen Mikel Arriola, Carlos Mendoza Davis, Juan Manuel Valle Pereña y Alejandro Vázquez Salido. De esas mismas épocas data la relación de Meade Kuribreña con Augusto Gómez Villanueva, quien además de ser el decano en el equipo meadeadista, cumple con funciones de asesor político junto con Heriberto Galindo Quiñones y José Ramón Martell, el enlace del aspirante presidencial con los grupos priistas.

Otros personajes de relevancia son Rolando Ocampo Alcantar, Mario Zamora y Luis Madrazo Lajous.

EFECTOS SECUNDARIOS

CRÍTICOS. En tres semanas, exactamente, deberán quedar definidos los candidatos a la gubernatura de Chiapas. Morena va con Rutilio Escandón y el PRI-PVEM, con Roberto Albores Gleason. Los partidos que integran el Frente por México están por definir si apoyan una candidatura común, que podría salir de entre María Elena Orantes, José Antonio Aguilar Bodegas y Eduardo Aguilar Rivera. Justo en estas definiciones se atravesará un proceso judicial, por desvío de recursos de programas federales, que involucra a uno de los interesados en la candidatura opositora. ¿Adivina sus iniciales? Una pista: es compadre del gobernador Manuel Velasco Coello.

ALTO IMPACTO. Emprendedores sociales, directores de intermediarios financieros bancarios y no bancarios, integrantes de la red de valor en sector agroalimentario y social, inversionistas de impacto y público en general interesados en aprender sobre los productos financieros sociales que existen en el mercado mexicano se reunirán el próximo martes 6 en el primer Social Finance Think Tank México 2018, organizado por la Escuela de la Bolsa Mexicana de Valores y la empresa DFS Derivados. Allí tendrá lugar el lanzamiento de Fin Soc, una publicación bimestral especializada en el tema de finanzas sociales vinculado al sector agropecuario y la banca especializada en el tema.


  1. ¿Inmovilidad en la CDMX?

    Luego de una década de militancia en el PAN, Laura Ballesteros dejó ese partido en el 2015, cuando no pudo ser candidata blanquiazul a la Jefatura de Gobierno en Miguel Hidalgo. El Partido Verde le dio cobijo, aunque quedó en tercer lugar, detrás de Xóchitl Gálvez y Héctor Vasconcelos. La joven itamita pudo seguir una ruta independiente, pero de la mano del perredista Héctor Serrano se integró a la administración de Miguel Ángel Mancera, como subsecretaria para el Desarrollo de la Movilidad, encargada, entre otros temas, de implementar el programa Eco Bici.

    Continuar leyendo