Minuto a Minuto

Nacional Miembros de la comunidad cultural llaman a votar por Xóchitl Gálvez
Personalidades de la comunidad cultural consideraron que las próximas elecciones del 2 de junio será una confrontación entre el autoritarismo y la democracia, en medio de “una coyuntura muy peligrosa”
Nacional #Video Se desata riña entre policías en Campeche
Se desató una riña entre policías en Campeche porque un grupo de agentes exigió el pago de sus sueldos
Nacional Candidata de MC en Álvaro Obregón declina a favor de Morena en debate
La candidata de Movimiento Ciudadano (MC) a la alcaldía Álvaro Obregón, declinó a favor de Morena en pleno debate
Deportes Antonio Brown, campeón en el Super Bowl LV, se declara en quiebra a los 35 años
Brown firmó en 2019 un contrato por 50 millones de dólares con los Raiders, equipo del que fue despedido antes de debutar
Deportes Reflejos del Gran Premio de Emilia Romagna – 2024
Max Verstappen llegó a 104 podios en F1 y con ello pasó al finlandés Kimi Raikkonen con 103 y ya es sexto de la tabla histórica

Sí, el país aguanta un piano, no sé si dos.
Florestán.

El presidente López Obrador volvió una vez más a las instalaciones de la basa naval de Acapulco a la que llegó en helicóptero, de los que no iba a volar, y durmió en su residencia, que no iba a pisar.

            Por la noche, sobrevoló, la bahía de Acapulco y se quedó muy contento, tanto, que por la mañana, antes de volar de regreso a la Ciudad de México, hizo otro recorrido, lo más cercano que ha estado de la devastación y de los cientos de miles de damnificados, desde su crucero por la bahía en un buque con motivo del Día de la Armada, el pasado día 23.

            Ayer por la mañana, en la fortaleza marina, sin asomarse a la devastación ni hablar con uno solo de los miles damnificados a los que prometió que no pasarían una amarga Navidad, reiteró su generalizado, todo va requetebién y agregó, exultante:

            De acuerdo a los tiempos, considero que ya el 24 va a ser mejor la Navidad y el 31, mejor. Cuando les digo que el 24 va a ser mejor es porque ayer que sobrevolé en la noche Acapulco, ya hay en muchas casas, los foquitos de Navidad y me dio mucho gusto eso, el regreso a la normalidad; y el 31 va a estar mucho mejor, en una de esas el 31 ya van a estar terminando algunas viviendas y, sin duda, en marzo al 100, del año próximo; en marzo vamos a terminar.

            Y se quedó tan orondo.

            ¿De verdad cree, presidente, que los foquitos de Navidad que vio son ya un regreso a la normalidad, como dijo? ¿Qué los damnificados no van a tener una amarga Navidad, como les había dicho? ¿Qué el 31 de diciembre, dentro de diez días, va a estar aún mejor, como afirmó? ¿Qué para entonces, diez días, insisto, van a estar terminadas algunas viviendas y que sin duda, en marzo vamos a terminar la reconstrucción de Acapulco? ¿De verdad cree todo eso?

            No cabe duda que en su palacio se vive una realidad alterna de la que usted habla tanto, que no tiene nada que ver con la que viven millones de mexicanos.

            Por eso se deja ver feliz, aunque los demás, excepto sus feligreses, no lo sean tanto.

RETALES

  1. WEVA.- La sesión de la Permanente de ayer duró una hora y luego los legisladores se dieron tres semanas de vacaciones, como si todo marchara perfecto y no hubiera nada pendiente. Para eso me gustaban;
  2. PAGO.- Ricardo Anaya heredó la presidencia del PAN a Marko Cortés en 2018 para ser candidato presidencial. Perdió, huyó y hoy, casi seis años después, Cortés sigue al frente de ese partido y paga a Anaya con una senaduría de lista en la que él se puso de uno. Los que eran diferentes; y
  3. TREN.- Me parece frívolo burlarse del menú del Tren Maya, cuando es lo de menos. Prefiero recordar que López Obrador hablaba de tarifas inferiores a cien pesos y son diez veces más caras. Para no insistir en la carga financiera de un proyecto económicamente insostenible. Pero tendrá su tren de Navidad.

Nos vemos mañana, pero en privado.