Lo bueno no se cuenta, pero cuenta mucho


RubenCortes

Rubén CortésCanela fina

La noticia pasó de largo entre el oscuro pasado de Bartlett, el regreso de Bejarano, la empresa de Romo que sembrará arbolitos… pero México es la nueva potencia del deporte en Centroamérica y el Caribe.

La noticia pasó de largo entre el oscuro pasado de Bartlett, el regreso de Bejarano, la empresa de Romo que sembrará arbolitos… pero México es la nueva potencia del deporte en Centroamérica y el Caribe.

En los Juegos de Barranquilla, hicimos historia, al destronar a la deportivamente endiosada Cuba: pasamos la barrera de las 300 medallas y la vencimos en el medallero, por primera vez desde 1966, cuando la isla escogió el deporte como una expresión en lucha ideológica de la Guerra Fría.

Con 341 títulos, dominamos el medallero por primera vez en medio siglo, con 132 medallas de oro y dominio en triatlón, nado sincronizado, gimnasia rítmica, lanzamiento de martillo, beisbol, velas, raquetbol, futbol femenil, tiro con arco, canotaje, boxeo y boliche.

Llegados a este punto, es preciso insistir que no se domina por casualidad el medallero de los Centroamericanos y del Caribe. Sería una visión simplista.

Sería (y no resulta manido repetirlo) ver que México está lleno de autos de todas las marcas y la mayoría de modelo reciente, sin entender que es porque somos el tercer país que más gasolina consume, con 129 millones de litros diarios… y creer que la gasolina es regalada.

México está lleno de autos de todas las marcas y la mayoría de modelo reciente porque es el país con más tratados de libre comercio, con 12, que le abren las puertas en 40 países, además de 32 acuerdos de promoción económica.

México es la nación más abierta del mundo en materia comercial: tiene relación económica con el 41 por ciento de los países. Su comercio con Estados Unidos es de 521 mil 520 millones de dólares y con China es de 80 mil 858 millones de dólares.

Es un país que logró mucho en las últimas dos décadas. Una nación poderosa, que es la décima exportadora de alimentos, undécima economía más grande, decimotercera exportador en general, que a pesar de la CNTE duplicó su nivel de escolaridad y tiene una esperanza de vida de 77 años de edad.

En México, 51 millones cuentan con computadoras, 71 millones tienen acceso a Internet, 81 millones usan celular, es el primer productor y exportador de aguacate, primer exportador de cerveza y de pantallas planas, cuarto de autos y quinto de autopartes, sexto país más visitado del mundo.

Así que, el ascenso a primera potencia el deporte regional, no es más que una expresión del desarrollo económico alcanzado por el país, pues a Barranquilla asistieron 675 deportistas, acompañados por entrenadores, fisiatras, psicólogos, nutriólogos y metodólogos.

Eso, sólo se lo permite una potencia.

¿Qué aún así no fue nota de ocho columnas? Bueno, a eso habrá que acostumbrarse.

El populismo tiene otras prioridades.